Inicio Internacionales Luego de 40 años sumergida por el agua reaparece una cuidad de...

Luego de 40 años sumergida por el agua reaparece una cuidad de 3.400 años de antigüedad

Los arqueólogos descubrieron varias vasijas de arcilla en el sitio de excavación, en las que se conservaron bien más de 100 tablillas cuneiformes de arcilla.

El descubrimiento de un asentamiento urbano cuya existencia data de 3.400 años de antigüedad, localizado en el sitio arqueológico de Kemune, al norte de Iraq, fue informado recientemente por un grupo internacional integrado por arqueólogos alemanes y kurdos, según publicó una nota de la Universidad de Tubinga, en Alemania.

Los investigadores consideran que el hallazgo podría tratarse de la antigua ciudad de Zakhiku, de la era del imperio Mittani (este estado ocupó el territorio de los modernos Iraq, Siria y Turquía), la cuál existió aproximadamente entre los años 1550 al 1350 a. d. n. e. Según la publicación, su reaparición ocurrió a principios de 2022, cuando los niveles del embalse de la presa de Mosul, que se ubica en el río Tigris, disminuyeron debido a la extrema sequía que afecta actualmente al país árabe.

A los pocos días, se reunió un equipo para excavaciones de emergencia. La financiación del trabajo se obtuvo lo antes posible de la Fundación Fritz Thyssen a través de la Universidad de Friburgo. El equipo arqueológico germano-kurdo tenía un cronograma ajustado porque no estaba claro cuándo volvería a subir el agua en el embalse, señala el informe.

Leer también: México prohíbe la nicotina en los cigarrillos electrónicos y vaporizadores

Como parte de la exploración, se encontró lo que parece ser un palacio, que ya en 2018 había sido documentado, en conjunto con otras edificaciones, incluidas una fortificación masiva, un enorme almacén de varios pisos y un complejo industrial. En poco tiempo, los expertos lograron elaborar un mapa de la ciudad.

Por primera vez, arqueólogos de la Universidad de Friburgo y la Universidad de Tübingen en Alemania lograron ver parte de la antigua ciudad en 2018. Pero ahora los científicos han podido explorarlo con más detalle, aunque tenían muy poco tiempo para ello.

Para Ivana Puljiz, arqueóloga de la Universidad de Friburgo, en Alemania, el edificio de almacenamiento era de particular importancia, ya que debió contener «enormes cantidades de mercancías, probablemente traídas de toda la región», comentó la experta.

«Creemos, dado el tamaño del almacén, que aquí se almacenaron muchos bienes, que pueden haber sido traídos de diferentes partes del imperio. Los resultados de nuestras excavaciones sugieren que esta ciudad fue un centro importante del imperio Mitanni», expresó la arqueóloga alemana.

Los científicos quedaron especialmente sorprendidos por las paredes bien conservadas de los edificios, cuya altura alcanza varios metros. Después de todo, estos edificios fueron construidos con ladrillos de arcilla cocida y estuvieron bajo el agua durante más de 40 años.

Según los científicos, quizás las paredes estén tan bien conservadas debido al hecho de que antes de la inundación de estos edificios después de un terremoto hace varios miles de años, estaban enterrados bajo una capa de las partes superiores de los edificios derrumbados.

Los arqueólogos descubrieron varias vasijas de arcilla en el sitio de excavación, en las que se conservaron bien más de 100 tablillas cuneiformes de arcilla. Algunos de ellos se remontan al período de Mitanni, mientras que otros se remontan al período y tiempos posteriores del Imperio Asirio. Esto sugiere que todavía existía un asentamiento en este sitio incluso después de la destrucción.

«Es un milagro que estas tablillas de arcilla estén tan bien conservadas después de tantos años bajo el agua. Esperamos que después de estudiarlas podamos aprender más sobre el período final de la existencia de la ciudad de Mitanni y lo que estuvo aquí durante el reinado de la región asiria”, dijo Peter Pfalzner, arqueólogo de la Universidad de Tübingen.

Iraq es uno de los países del mundo más afectados por el cambio climático. El sur del país, en particular, sufre una grave sequía desde hace varios meses. Desde diciembre se han extraído grandes cantidades de agua del embalse de Mosul, el reservorio de agua más importante de Irak, para evitar que se sequen los cultivos.

Este fenómeno climático condujo al renacimiento de la ciudad de la Edad del Bronce, que se inundó hace décadas sin ninguna investigación arqueológica previa. Se encuentra en Kemun, en la región del Kurdistán de Iraq.

Para salvar los edificios descubiertos de una mayor destrucción, los científicos cubrieron los hallazgos con una película plástica especial y los cubrieron con grava. También ayudará a preservar estructuras y artefactos no descubiertos dentro de la antigua ciudad. Por el momento, el embalse se llenó de agua nuevamente y aún no es posible realizar más investigaciones.

Con información de: Noticieronews

Salir de la versión móvil