Inicio Salud Los cigarrillos electrónicos alteran el estado inflamatorio en múltiples sistemas de órganos

Los cigarrillos electrónicos alteran el estado inflamatorio en múltiples sistemas de órganos

En cigarrillos electrónicos usan ingredientes y sabores que afectan corazón, pulmones y cerebro.

Los cigarrillos electrónicos, productos que han estado de moda en los últimos años como supuesta terapia para dejar de fumar, alteran el estado inflamatorio en múltiples sistemas de órganos.

Estos productos usan aerosoles de nicotina, diacetilo, sustancias químicas y, entre otras cosas, metales pesados como níquel, estaño y plomo.

Además, poseen compuestos orgánicos volátiles y partículas ultrafinas que afectan los pulmones. Pero, no solo en ese órgano y sus funciones impacta negativamente, sus ingredientes y sabores también afectan el corazón, el cerebro y hasta el colon, provocando una variación en sus equilibrios a corto y largo plazo, refiere una nueva investigación.

El experimento hecho en la Universidad de California en San Diego, Estados Unidos, concluyó que los cigarrillos electrónicos alteran el estado inflamatorio en múltiples sistemas de órganos, e influyen en la forma en que responden a las infecciones.

Según los resultados, el uso de estos dispositivos todos los días durante tres meses causó cambios en los genes neuroinflamatorios en la región crítica del cerebro para la motivación y el procesamiento de recompensas: accumbens.

Esto se traduce en un efecto en la salud mental de quienes lo usan, y en su comportamiento a futuro, y en ese sentido la investigación plantea preocupaciones, porque la neuroinflamación se asocia a la ansiedad, la depresión y las conductas adictivas, exacerbando más la utilización de sustancias y la adicción.

En cuanto al colon, demostró que podría incrementar el riesgo de enfermedad gastrointestinal, mientras que en el corazón se evidenció niveles reducidos inflamatorios, lo que puede hacer que el tejido cardíaco sea más vulnerable a infección.

Riesgo cardíaco

Con relación al corazón, de acuerdo con la Fundación Española del Corazón, el vapear cigarrillos electrónicos eleva la elevación del ritmo cardiaco y la presión arterial; los latidos cardiacos se tornan irregulares, y hay presencia de problemas vasculares y un posible incremento del riesgo de coágulos sanguíneos.

La World Heart Federation afirma en un informe que los consumidores de cigarrillos electrónicos tienen casi el doble de probabilidades de sufrir un infarto que aquellos que no lo hacen, y el riesgo es que esta moda está teniendo gran demanda entre la población más joven.

Además de las sustancias químicas que usa, el sabor es artificial y se adhiere con mayor facilidad a los pulmones, causando la posible formación de un cáncer pulmonar en un tiempo determinado.

Salud bucal

Estos cigarrillos también tienen un impacto evidente en la estética y generan enfermedades bucales. Hatzel Hacibe Jiménez Dib, odontóloga, comenta que vapear es tan dañino como el cigarrillo convencional para la salud bucal, porque afecta el tejido de soporte del diente, conllevando a tener una gingivitis o periodontitis, lo que puede resultar en pérdida de la estructura dental. Igualmente, causa halitosis, ya que la nicotina que contienen incide en la producción de saliva; disminuye el flujo de saliva y se genera el mal aliento (halitosis).

También debido a la nicotina y metales que contiene, se puede crear un cáncer bucal. “Vapear se inventó para los adultos con la idea de supuestamente disminuir el consumo de cigarrillo, pero ha resultado un problema de salud pública desde el punto de vista bucal, porque ahora no solo lo consumen los adultos, sino también los adolescentes”, expresó.

Regulaciones

El riesgo de esta práctica está alertado a gobiernos como el de México, que hace casi una semana prohibió la circulación y comercialización de sus productos, después de declarada la alerta sanitaria máxima por los riesgos para la salud.

Global Tobacco Control cita que la legislación en otros países es diversa. En Estados Unidos, Canadá, Argentina e incluso Venezuela hay restricciones al tabaco, igual Brasil, Camboya y Tailandia en los que la venta, el consumo y la publicidad están vedados.

En Arabia Saudí y Egipto están prohibidos, sin embargo, pese a que algunos tienen prohibiciones, en la mayor parte todavía no hay una ley específica sobre estos productos.

Leer también: Estos son los requisitos para que un adolescente obtenga el permiso para trabajar en Barquisimeto

Datos

Los cigarrillos electrónicos son conocidos de diferentes maneras: e-cigs, sistemas electrónicos diseñados para suministrar nicotina, sistemas alternativos para suministrar nicotina, e-hookahs, mods, cigarrillos electrónicos tipo bolígrafo, vaporizadores, dispositivos de vapear y sistemas de tanques.

Muchos lo califican como la acción de vapear pero, en realidad, son dispositivos con un aerosol de partículas, luego de un proceso de calentamiento de un líquido que se inhala llegando a los pulmones, indican expertos en el área.

Una macroencuesta de Statista Global refiere que hasta el primer trimestre del año 2019, el consumo de cigarrillos electrónicos en todo el mundo era liderado por China con un 20%, seguida por naciones europeas como Francia con 14 % y Reino Unido 13%, e igual número Estados Unidos, Italia 12%, Alemania 11%, Japón 10%, España 8% e India 5%.