Autoridades mexicanas elevaron este sábado la cifra de muertos a 73, resultado de la explosión de una toma clandestina de combustible en el ducto Tuxpan-Pachuca de Petróleos Mexicanos (Pemex).

«Al corte de hoy sábado 19 de enero a las 05:00 pm (23.00 GMT). El conteo es ya de 73 personas fallecidas», informó en rueda de prensa el gobernador de Hidalgo, Omar Fayad, desde Palacio Nacional.

Acompañado del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, Fayad detalló que el saldo aumentó tras encontrar cuerpos en la zona cero del suceso y por la muerte de otras personas ya hospitalizadas.