¿Ugueto el titular o el interino?: Mánagers campeones de Cardenales

0
43

¡Ellos a que no, nosotros a que si! Es la frase que popularizó el mánager Domingo Carrasquel, cuando en ese entonces le dio el primer título a los Cardenales de Lara en la temporada 90-91 tras derrotar a los Leones del Caracas en seis juegos. Cardenales tuvo que sufrir seis amargos subcampeonatos y 26 años desde su debut en la Liga Venezolana de Béisbol Profesional, antes de poder probar las mieles del éxito en una zafra.

Desde entonces y hasta Luis Ugueto (2019-2020), solo otros tres timoneles han podido llevar a los crepusculares a ganar el último juego de una final. Cual “domador de leones” Omar Malavé derrotó a los melenudos en par de oportunidades consecutivas, en la temporada 97-98 y 98-99, obteniendo así el primer bicampeonato y aquellas tánganas inolvidables en el imaginario colectivo de los seguidores sempiternos de los pájaros rojos, que siempre dan ganador a Robert Pérez sobre Ugueth Urbina. Un clásico de nuestra pelota.

Con apenas un año de descanso en la vitrina de los Cardenales, fue un mánager de origen estadounidense quien volvió a encaminar al equipo larense por  la senda del triunfo, en la temporada 2000-2001 doblegó a los Navegantes del Magallanes en seis encuentros, dándole el cuarto anillo a la organización y el tercero de esos últimos cuatro años. Nos referimos a Nick Leyva, quien hasta el momento ha sido el único dirigente extranjero en brindar el máximo cetro de la LVBP y el primero en ganarle una final a un equipo que no fueran los Leones del Caracas.

El deporte y el béisbol siempre da revancha, pues cinco años atrás, era el mismo Leyva quien naufragó ante la propia nave turca en aquella final de la temporada 95-96, cuando Cardenales dominaba la serie 3-1 y tras aquella rolata de “hit” entre primera y segunda, en el quinto juego de la serie, que se estrelló en la humanidad de Luis Sojo truncando no sólo el sencillo impulsor que ponía cifras definitivas a ese juego, sino que se perdió esa noche en Valencia y luego los dos juegos siguientes, el sexto y el séptimo en Barquisimeto. Imposible que en las tertulias que se arman para hablar de finales, no salga esta a relucir. Otro clásico de nuestra pelota.

Dieciocho años fue el lapso que transcurrió para que el equipo que hace vida en el estadio Antonio Herrera Gutiérrez de Barquisimeto (porque en el de Carora hace tiempo que ya no) recuperara la estampa de Campeón en la 2018-2019, en esta oportunidad de la mano de José Moreno, que en dos temporadas siendo el mandamás logró un subcampeonato y un campeonato. Cardenales antes de ganar su quinta corona venía de caer en dos finales de manera seguida, pero a la tercera va la vencida y nuevamente domó al equipo de la capital del país en cinco juegos, Moreno lograba entonces convertirse en el único mánager en titularse en 5 juegos o menos.

Fue la sanción de la Major League Baseball (MLB) a la LVBP que hizo que el vigente campeón no repitiera con Cardenales, pues las medidas en contra del Winter Agreement (Acuerdo de invierno, entre las Grandes Ligas y las Ligas Profesionales del Caribe) no sólo afectaron a los peloteros, sino que también a técnicos, gerentes y árbitros. Incluso, muchos que no pertenecen al sistema MLB pero tienen VISA norteamericana ante el temor de posibles represalias, optaron por no participar de la contienda invernal venezolana.

Tras recibir la noticia y al José Moreno verse obligado a no poder dirigir, sonó una llamada de la gerencia cardenalera en el teléfono de un Luis Ugueto, que desde su retiro como pelotero activo en 2016 se dedicó a formar beisbolistas en la Academia de Carlos Guillén. Ugueto también fuera el novato de año en la 2001-2002, ocupó la misma silla donde quizás nunca soñó sentarse y en la cual, años atrás la usaron 26 personas más, entre ellas mánagers de mucho renombre y lean sólo estos tres, Luis Aparicio, Oswaldo Virgil y Bobby Cox.

Podemos resumir gráficamente la  temporada de Luis Ugueto como una Campana de Gauss pero de curva invertida, en su proceso de toma de decisiones tuvo un buen comienzo en noviembre, un bache prolongado en diciembre y un remate bueno en enero, esto último coincidió (mera observación de este escritor) con el levantamiento de la sanción y la incorporación presencial inmediata del “Chato” Yépez a la Gerencia Deportiva del equipo, no por WhatsApp, sino físicamente en los playoffs de la campaña.

Una gran temporada donde finalmente Ugueto hilvanó un subcampeonato del caribe, con un equipo que viajó a la Isla del Encanto sin muchas expectativas y sin muchas de las figuras del equipo regular por no poseer o encontrarse vencida su visa estadounidense. Un total de 15 refuerzos convirtieron realmente al Cardenales de Lara, en el equipo representativo de la Liga Venezolana en la Serie del Caribe 2020.

Ugueto se hizo expulsar en el último inning de la final ante Toros del Este de la LIDOM, es decir, no culminó sentado en esa silla, que tras el levantamiento de la sanción de la MLB, da luz verde a los peloteros del sistema de Grandes Ligas y Ligas Menores a regresar, pero también podrán volver los técnicos y mánagers.

Cardenales de Lara tiene ahora dos mánagers campeones, el titular y el interino. ¿Cuál nombre estará tallado sobre el puesto de mando para la temporada 2020-2021? ¿El que prepararon durante años o el que deslizó hacia la derecha su dedo para responder a la llamada de emergencia? Ambos con “derechos legítimos» al trono de hierro, como siempre, la gerencia es la que tiene la última palabra. Moreno y Ugueto

 Destacados

·         El Deportivo Simón Planas FC, una iniciativa que surge desde el municipio homónimo para jugar la tercera división del fútbol venezolano se enfrentó en un partido amistoso al Deportivo Lara en el engramado del Farid Richa de Barquisimeto. Siempre nos contenta cuando nacen proyectos que potencien a los jóvenes deportistas larenses de los municipios.

·         A propósito del Deportivo Lara, fue cambiada la fecha del partido ante la Academia Puerto Cabello, que en un principio estaba pautado para realizarse el sábado 15 de febrero. Ahora, por razones meramente de derechos televisivos del canal TLT fue reprogramada la fecha para el día lunes 17 de los corrientes a las 07:00 p.m.

·         La primera jornada de local fue un día viernes, ahora será un día lunes, muy difícil fomentar la asistencia de la fanaticada barquisimetana si los juegos son días laborables. 1514 fue la asistencia ante el Zulia FC, veremos cuantas personas asisten a ver el choque frente al equipo porteño. Sin embargo, es buena la oportunidad para que la gerencia del conjunto rojinegro anuncie una especie de “Lunes Popular”.

·         Pronto se inaugurará un nuevo espacio de cafetín en la piscina del Colegio de Abogados del estado Lara, se llamará La Nota BQTO. Allí funciona un club de triatlón y una escuela de natación de IRON, la Chef que eligieron para preparar el exótico y saludable menú es la triatleta y también abogada Olymar Pereira, miembro del grupo Visión Deportiva.

El evento

El 6to. Clásico de Chapitas de La Pela Radio se celebró el pasado domingo en la Avenida Los Abogados con calle 16 de Barquisimeto. El buen amigo Fernando Vivas y moderador del programa La Pela que se transmite por el dial 106.7 FM nos cursó la invitación para que una representación del distinguido grupo de WhatsApp de Visión Deportiva pudiéramos ser parte de esta actividad que unió a los mejores exponentes de este tradicional juego venezolano.

Ocho equipos en total, conformados cada uno por tres jugadores se dieron cita en la jornada que estuvo animada musicalmente por Dj´s y por el grupo “Los Golpeaos”. También se disfrutó de una buena sopa de res para todos los asistentes y partidas de dominó en un ambiente de camaradería de principio a fin.

Quedó buen sabor de boca para asistir a una próxima edición, pero tendremos que hacer un buen tryout porque Daniel Alejandro Rodríguez, Franklin Rivero Jr y mi persona, no pudimos ante las “lajas” que nos lanzaron los equipos rivales, una derrota 1 a 0 y un empate nos sacaron del torneo en la ronda regular.

Sin duda, las chapitas me trasladan a los mejores momentos de mi infancia en la plaza de Nueva Segovia, ¿Y a ustedes?