En su visita nro 140 la Virgen de Altagracia recorre las calles de Quibor entre cantos y alabanzas

Al ritmo de alabanzas y cumpliendo promesas religiosas, el mandatario regional Adolfo Pereira, recorrió las principales calles de Quíbor, municipio Jiménez, durante la visita N°140 de la Virgen de Altagracia.

La procesión contó con la presencia de la alcaldesa del municipio, Carmen Silva; Esthefany Ferri, Autoridad Única de Turismo, autoridades eclesiásticas y parte del tren ejecutivo.

Tras la llegada del lienzo de la virgen a su templo, el Monseñor Owaldo Araque, Administrador Apostólico de la Arquidiócesis de Barquisimeto, emitió que la Santísima Madre de Dios intercede por todo el pueblo larense y en especial por los quiboreños, “debemos levantar nuestro corazón y clamar por toda la ciudadanía; de esta manera daremos fuerza al nuevo rostro de la iglesia católica cargado de fe y esperanza en la madre de nuestro señor”, exclamó.

Asimismo, el líder del territorio larense Adolfo Pereira, afirmó que cada año la procesión reúne a fieles devotos, además de turistas que disfrutan de los monumentos naturales y espacios recreativos con que cuenta la jurisdicción, “aproximadamente 50 personas alzan la sagrada imagen, mientras los devotos elevan plegarias por la salud y la paz del país; la procesión se efectuó con total normalidad y en sana comunión”, alegó el jefe regional que se cumplió a cabalidad toda la programación establecida y gracias al despliegue de seguridad no hubo ninguna incidencia.

Leer también: Nazareno de Los Rastrojos sufre importante deterioro y suspenden procesiones en vehículos

¡Salve Virgen de Altagracia!

Domicela Arroyo, parte de la feligresía de Quíbor, indicó que sus peticiones van enfocadas en agradecer la salud y éxito en cada una de sus actividades familiares y en el ámbito profesional, “tengo cinco años acompañando a nuestra querida Caimana, donde se conglomeran muchos feligreses; hoy agradezco por la vida de mis dos hijos que fueron un milagro de nuestra señora de Altagracia”, señaló.

Finalmente, Dana Ereu, invitó a toda la población a asistir a la fiesta mariana y conocer la historia del lienzo de la virgen de Altagracia, “nuestra fe no puede desmayar, hoy más que nunca debemos fortalecer nuestra esperanza en la virgencita que cumple nuestras peticiones y nos bendice para seguir andando por los caminos de Dios”, concluyó la pequeña peregrina.


Nota Prensa

Lo mas reciente

Edit Template