Así viven la cuarentena los viajeros aislados en la Villa Deportiva de Barquisimeto

En el centro de aislamiento “Villa Bolivariana” de Barquisimeto se han atendido durante la“emergencia nacional” un total de 472 personas, que llegan del exterior por la frontera con Colombia y requieren aislarlos para descartar el coronavirus.

En el centro de aislamiento “Villa Bolivariana” de Barquisimeto se han atendido durante la“emergencia nacional” un total de 472 personas, que llegan del exterior por la frontera con Colombia y requieren aislarlos para descartar el coronavirus.

Hace días circuló por las redes sociales un video donde se escuchan gritos de algunas personas, desde las ventanas de los edificios de la Villa Deportiva ubicada cerca del Obelisco, reclamando comida, agua y atención médica.

DR. Robinson Oviedo y su equipo de trabajo

Según nos cuenta el encargado de las familias que se hospedan allí, doctor Robinson Oviedo, existe un equipo multidisciplinario para poder atender por piso en cada una de las torres, en el cuidado de todos los viajeros. «Todos son atendidos en los apartamentos donde viven. Hemos podido articular con las diferentes direcciones de la Gobernación del estado Lara para poder cumplir con todos ellos», nos dijo en exclusiva el galeno.

Ante la pregunta sobre la incomodidad y el reclamo de muchos de los viajeros aislados, sobre todo por el tema de la alimentación expresó: «Aquí le suministramos a todos su desayuno, almuerzo y cena, quizá no a la hora que ellos están acostumbrados hacerlo, pero hasta los niños reciben su merienda», aclaró Robinson Oviedo.

«Muchas personas tienen su costumbre, quizá les parece poco o tarde pero siempre han tenido toda su alimentación», aclaró desde la Villa Bolivariana el coordinador de este plan especial de atención a los viajeros para el descarte del Covid-19.

Villa Bolivariana de Barquisimeto

Para cerrar, el doctor Oviedo no ocultó su satisfacción cuando ve salir a los viajeros desde la Villa Bolivariana para sus casas, bien sanos «Eso es maravilloso para nosotros, conocer sus historias de maltrato, desde el país donde vienen, y que aquí puedan ser atendidos de la manera que lo hacemos, hace que ellos queden satisfechos al igual que nosotros», concluyó el médico.