Roland Garros 2024: Novak Djokovic es de otro mundo, nuevo récord 370 juegos ganados en torneos de Grand Slam

Con molestias en la rodilla derecha, el serbio remonta ante el argentino Cerúndolo y ya es el tenista con más victorias en Slams: 370. Se enfrentará a Ruud en cuartos.

Aunque 2024 no está siendo el año de Novak Djokovic, es indudable que la categoría de leyenda que se le atribuye pese a continuar en activo, es completamente merecida. Después de la paliza que se dio en la tercera ronda de Roland Garros para remontar contra el Italiano Lorenzo Musoitti en un partido que empezó el sábado a las 22:38 y terminó el domingo a las 03:07, el serbio repitió hazaña este lunes en cuartos, de casi idéntica manera, ante Francisco Cerúndolo. Casi porque en esta ocasión tuvo el añadido de conseguirla lesionado. El argentino de 25 años y 27º del mundo no supo aprovechar la oportunidad de su vida ante un rival que fue atendido varias veces por molestias en la rodilla derecha y que venció con una épica aún mayor por 6-1, 5-7, 3-6, 7-5 y 6-3 en 4h39.

Leer También: El Español Carlos Alcaraz pasa a cuartos en Roland Garros al vencer a Felix Auger-Aliassime

El vigente campeón, que necesita ser finalista para conservar el número uno, que de otro modo pasaría a Jannik Sinner, haga lo que haga el italiano, se enfrentará el miércoles en cuartos al noruego Casper Ruud, que sometió al estadounidense Taylor Fritz (7-6 (6), 3-6, 6-4 y 6-2 en 3h31) y no falta a su cita con la antepenúltima ronda del torneo por tercer año consecutivo. El ganador de 24 Grand Slams, no pudo sumar el 25º en el Open de Australia, donde Sinner le apeó en semifinales, y no ha cosechado ningún título ni jugado una final en lo que va de curso, pero sobrevive porque es de otro mundo. Si no, no se entiende. Ahora es el tenista con más victorias en los Grand Slams, con 370, una más que Roger Federer.

Jugador Balance en Grand Slams
1. Novak Djokovic (Ser) 370-49
2. Roger Federer (Sui) 369-60
3. Rafa Nadal (Esp) 314-44
4. Jimmy Connors (EE UU) 233-49
5. Andre Agassi (EE UU) 224-53

Ante Cerúndolo no paró de quejarse, primero por el empedrado y después por las luces. Con 2-1 a favor del bonaerense en el segundo set, en un mal gesto, Novak se hizo daño y pidió la intervención del fisio. “Me acaba de pasar ahora”, le advirtió. Después llamó al supervisor para leerle la cartilla: “Me he jodido la rodilla. Me estoy resbalando todo el rato. Lo único que os pido es que barráis más a menudo los fondos”, le espetó. “No podemos hacer nada”, le contestó el interventor del torneo. “Se supone que los supervisores están para mirar por los jugadores y te estoy diciendo, como jugador, que la tierra está mal”, replicó Djokovic.

Otra remontada

El caso es que, con la movilidad afectada, sufrió y perdió la segunda manga por poco, y la tercera con claridad. En la cuarta, superó una situación límite con 4-3 y saque para Cerúndolo, que se arrugó y encajó el break. Olía a remontada épica, una más. A pesar de que el balcánico estaba realmente tieso. Con todos los recursos que podía aplicar en un caso así, potentes derechas cruzadas, dejadas a por las que podía ir Nole… intentó contrarrestar Francisco el pavor que le producía la situación, ante un ser de otro mundo, que tiene una voluntad inquebrantable por su insaciable determinación de hacer historia. Era como si la rodilla no le molestara. Encendido, forzó el tercer set.

Lo inició con una rotura, lanzado. Parecía ir directo al triunfo. Sin embargo, Cerúndolo tuvo arrestos e igualó de inmediato. En el siguiente juego, Djokovic se resbaló y volvieron los reproches. “Muy bien el supervisor y el torneo. La pista no resbala, no”, afirmó con ironía. Después, continuó en la lucha, espagat con gesto de vuelo incluido. Y con una derecha ajustada a la línea de fondo, que su oponente vio fuera, pero no lo fue, asestó el golpe definitivo para sacar y consumar otra gesta, la enésima de su carrera. La duda, como la del bote de la bola en el último punto, que tuvo que revisar la sufridora jueza de silla Aurélie Tourte, es si con sus problemas físicos y la acumulación de horas en pista, pese a su inagotable grandeza será capaz de seguir obrando milagros, porque cada vez más jugadores le hacen partido.

Diario AS

Hender “Vivo” González

Noticias Deportivas

Lo más reciente

Edit Template