¡Ola de xenofobia en Ecuador! Dan ultimátum de 72 horas para que salgan los venezolanos

En Pelileo, una ciudad en la provincia de Tungurahua, el hostigamiento comenzó a mediados de noviembre, y ahora se extiende con peligrosas demostraciones de odio. 

La ola de xenofobia que afecta a ciudadanos venezolanos en Ecuador parece no tener fin. En Pelileo, una ciudad en la provincia de Tungurahua, el hostigamiento comenzó a mediados de noviembre, y ahora se extiende con peligrosas demostraciones de odio. 

El martes, habitantes de Pelileo marcharon arrastrando muñecos, gritando que daban un plazo de 72 horas a los ciudadanos venezolanos para que abandonaran la ciudad.

“Tienen 72 horas para irse venezolanos de aquí de Pelileo”, se escucha en un video publicado en la red X por Radio Pichincha, mientras se observa a personas que arrastran muñecos atados a sogas. 

Según informaciones en redes sociales, en la marcha participó el alcalde de la localidad, Gabriel Zúñiga, del partido Avanza 8, agrupación que apoyó al flamante presidente Daniel Noboa para la presidencia de Ecuador. 

¿Por qué quieren expulsarlos?

Medios ecuatorianos indicaron que la protesta es para rechazar los crímenes que han alterado la tranquilidad de Pelileo. Según los manifestantes, la delincuencia se incrementó tras la llegada de los venezolanos.

Los vecinos indicaron que están cansados de extorsiones y asaltos. Además, la activista Jaramillo precisó que las protestas comenzaron a organizarse en noviembre, cuando un venezolano habría matado a un policía.

Enrique Silva, presidente de la Federación de la Junta del Campesinado, afirmó que la protesta no es contra los trabajadores venezolanos. Sin embargo, afirmó que no permitirán la llegada de personas que causen «daños» a los locales.

Leer también: Nuevo tiroteo en Estados Unidos: Policía reporta múltiples víctimas en universidad en Las Vegas

Activistas denunciaron la protesta y, junto a Jaramillo, exigieron que las autoridades luchen contra la discriminación. Además, aseguraron que los migrantes están en riesgo por la xenofobia.

Con información de VN y NAD