El papa Francisco enfrenta un revés que sacude a la Iglesia católica

Un nuevo escándalo sacude los cimientos de la Iglesia católica y deja en jaque, una vez más, el dogma de la fe cristiana ante un Vaticano que busca, con el papa Francisco, desprenderse de los reiterados escándalos sexuales que ponen en crisis a la religión creada por Jesús. 

Las mujeres que acusan de abusos sexuales y psicológicos al cura esloveno Marko Rupnik, conocido por ser el autor de mosaicos en iglesias de todo el mundo, pidieron a los obispos que se retiren sus obras al considerar que no son adecuadas en un lugar religioso y causan malestar a los fieles.

«Le escribo porque en su diócesis hay mosaicos creados por Rupnik, que despiertan no sólo en mis clientes sino también en muchos fieles sentimientos que no corresponden a un lugar religioso», escribió en una carta a los obispos, la abogada de las víctimas, Laura Sgrò.

«Rupnik, de hecho, es acusado por numerosas mujeres de haberles infligido abusos espirituales, psicológicos, físicos y sexuales y sus mosaicos, que se encuentran en los lugares donde cada creyente se reúne en oración para tener contacto con el Padre, causan malestar en el corazón de los fieles», añade la abogada.

Las víctimas apelan a la buena voluntdad de la Iglesia católica

Las víctimas confiaban en la voluntad de quienes deberían haber retirado las obras, pero lamentan que hasta la fecha no se haya hecho, salvo en la diócesis de Washington.

Los mosaicos de este jesuita adornan las fachadas de la basílica de Lourdes, en Francia; una capilla del Palacio Apostólico del Vaticano, en el monasterio de Santo Domingo de la Calzada o en la catedral de La Almudena de Madrid, entre otras.

«Estas obras no pueden permanecer en el lugar donde fueron colocadas, tanto por respeto a las víctimas como por el carácter mismo del lugar de oración. Esto no significa que no podamos encontrar espacios adecuados en otros lugares, donde, sin embargo, no eclipsen la espiritualidad de los fieles», piden las víctimas.

A la necesidad de no exponer las obras de Ruopik, se unió el presidente de la Comisión Pontificia para la Protección de Menores, el cardenal Sean O’Malley, quien también escribió a los dicasterios (ministerios vaticano) una carta que fue publicada este viernes.

En la misiva, O’Malley, expresa su «esperanza para que la prudencia pastoral impida exhibir obras de arte de una manera que pueda implicar exoneración o una defensa sutil de los presuntos autores de abusos o indican indiferencia ante el dolor y sufrimiento de tantas víctimas de abusos».

Congresación en masa de víctimas de la Iglisia católica

Y explicó que en los últimos meses, víctimas y sobrevivientes de abuso de poder, abuso espiritual y abuso sexual se han acercado a este organismo para expresar su creciente frustración y preocupación por el continuo uso de obras de arte de Rupnik por parte de varias oficinas del Vaticano, incluido el dicasterio para las Comunicaciones.

Actualmente, el dicasterio para la Doctrina de la Fe está investigando las denuncias de abusos psicológicos y sexuales a varias mujeres consagradas por parte del padre Rupnik, despedido por la Compañía de Jesús en junio de 2023.

La Iglesia católica no se pone de acuerdo y enfrenta una grieta

Sin embargo, el prefecto del dicasterio de la Comunicación, el laico Paolo Ruffini, preguntado por una periodista en una rueda de prensa en un acto en Atlanta, en Estados Unidos, consideró que todas las obras deberían permanecer donde están.

Luego, recordando el caso de Caravaggio, que mató a un hombre en vida pero sus cuadros no fueron destruidos, explicó que la retirada de las obras de Rupnik «no es una respuesta cristiana». 

El plan de la Iglesia católica compensar y reparar a las víctimas de abuso sexual

Los máximos representantes de la Conferencia Episcopal Española (CEE) y de la Conferencia Española de Religiosos (CONFER) han presentado este viernes al Defensor del Pueblo, Ángel Gabilondo, su plan de trabajo y las actuaciones realizadas tras el informe realizado por la institución sobre los abusos sexuales a menores en el seno de la Iglesia.

Según informa la CEE en un comunicado, en la reunión han participado su presidente, Luis Argüello, el presidente de CONFER, Jesús Díaz, y responsables de las Oficinas de Protección de Menores, mientras que Gabilondo ha estado acompañado de representantes de la comisión asesora y de la unidad de atención a víctimas creadas para elaborar su informe.

Leer también: Arquidiócesis de Barquisimeto se encuentra en júbilo por la designación de Monseñor Polito Rodríguez Méndez como su nuevo Arzobispo

Tras reunir centenares de testimonios de abusos, el Defensor presentó en octubre un documento en el que acusaba a la jerarquía eclesiástica de haber negado y minimizado el problema durante décadas y pedía crear un fondo estatal para compensar a las víctimas.

En base a ese trabajo, el pasado abril el Gobierno presentó un plan de reparación que contempla indemnizaciones a las víctimas de abusos en la Iglesia cuyos casos hayan prescrito, así como la celebración de un acto de Estado de reconocimiento a los afectados.

El ministro de Justicia, Félix Bolaños, explicó que el Ejecutivo ya había iniciado ya conversaciones con la Conferencia Episcopal Española (CEE) para que asumiera las indemnizaciones a las víctimas, pero los obispos advirtieron de que no podían aceptar un plan que «discrimina a la mayoría de las víctimas de abusos sexuales».

Para la CEE, no se pueden plantear unas medidas de reparación que dejarían fuera a 9 de cada diez víctimas (aquellas que han tenido lugar fuera del ámbito eclesial).

Zuleydy Márquez con información de RT

Lo más reciente

Edit Template