¿Cómo evitar que el TSJ anule la tarjeta de la MUD?

La aspiración nacional de recuperar la alternabilidad en el poder por la vía electoral y pacífica está en tiempo de descuento. Si al chavismo la derrota electoral se le convierte en una tragedia de persecuciones, juicios y condenas, no se descarta que el TSJ decida anular la tarjeta de MUD. Esto tendría un efecto dominó sobre las adhesiones de UNT y MPV que se quedarían sin candidato.

La candidatura de Edmundo González Urrutia encabeza las encuestas, pero si el oficialismo concluye que marcha hacia una inevitable derrota, sin haber negociado antes garantías de no persecución, puede apelar a esa jugada riesgosa y extrema, que ya ha sido anunciada y no debería sorprender a nadie.

Si no se le ofrecen garantías al gobierno, se le estará empujando hacia una línea roja que puede atravesar, aún al precio de desencadenar una gran condena internacional que incluya a sus aliados Gustavo Petro y Luiz Inácio Lula da Silva. Total, el gobierno ya está curtido en la resistencia contra el aislamiento internacional, sobrevivió al cerco del Grupo de Lima, el desconocimiento de más de 60 países y las severas sanciones económicas que lo empujaron a los brazos de los rivales geopolíticos de EEUU.

MUD

La reacción del oficialismo al levantamiento de sanciones personales de la UE revela que no va a tomar la iniciativa para pactar garantías de no persecución porque esto puede interpretarse como una actitud derrotista, como que ha llegado la hora de poner a salvo sus cabezas. Y asumir esta posición de perdedor a priori sería muy desmoralizante y desmovilizador para sus seguidores, justo antes de los comicios del 28J.

Los perdonavidas de la oposición inercial plantean que no hay que apurarse, que todo tiene su tiempo, y que Edmundo puede hacer esta oferta de no persecución después de su inevitable triunfo frente al actual mandatario, como un gesto de grandeza y buena voluntad. El gran riesgo de esa actitud contemplativa y triunfalista es que puede terminar enterándose por la prensa de que el TSJ anuló la tarjeta de la MUD. Y por esa actitud inercial y carente de liderazgo será corresponsable de no haber actuado oportunamente para evitar perder la mejor oportunidad de recuperar la alternabilidad en el poder por la vía electoral y pacífica.

No es cierto que el triunfo de González Urrutia esté asegurado, las elecciones no se ganan con encuestas sino con una tarjeta unitaria, con un candidato único, y con la organización y movilización del país descontento. Y nada de esto está blindado, todo está en peligro. La inacción y falta de capacidad de respuesta de la dirigencia de la Plataforma Unitaria (PU) no puede poner en peligro la tarjeta de la MUD ni la candidatura Edmundo Gonzalez, que es la única que realmente le puede ganar al candidato oficialista. Mantener a Edmundo en la carrera presidencial con la tarjeta de la MUD debe ser el centro de la acción política de la PU, sin descuidar la consolidación de la maquinaria electoral que defenderá los votos en todas y cada una de las mesas electorales.

Rubén Conde con información de agencias

Lo mas reciente

Edit Template