Amor y traición en el Tren de Aragua

Por amor y traición, cayó un peligroso delincuente que operaba en el centro de Bogotá, fue capturado por las autoridades tras ser investigado por una agente de la Policía, quien durante ocho meses le siguió los pasos al temido criminal.

Amor y traición con alias ”Guillermo”, de nacionalidad venezolana, quien formaba parte de la organización desde hace ocho años y hace algunos meses se había tomado el control de las drogas en el centro de Bogotá.

Como si fuera poco el dominio ya no es solo en las cárceles venezolana, también lo es en diferentes territorios y en Colombia, ya se han convertido en altos narcotraficantes, que han desplazado incluso a los propios delincuentes colombianos. Sin embargo, fue el amor que hizo caer a un ”pez gordo” del Tren de Aragua.

Leer también: Capturado proveedor de armamento al Tren de Aragua

Testimonios entregados por la policía infiltrada dan cuenta de que el peligroso criminal ordenaba torturas y homicidios a quienes también ejercían el negocio del microtráfico en esa zona de la capital.

Amor y traición en el Tren de Aragua
Amor y traición en el Tren de Aragua

Confianza y amor

En un meditado plan, la policía infiltrada logró ganarse la confianza del jefe del Tren de Aragua en el Chorro de Quevedo y descubrió todo su actuar criminal en el expendio de drogas en ese reconocido sector turístico y universitario.

La mujer logró ganarse la confianza y posteriormente el corazón de uno de los líderes de la estructura criminal hasta que, en una acción conjunta con miembros de la Policía de la ciudad, concretó la captura del delincuente identificado con el alias de Guillermo.

Narco enamorado

Según conoció Noticias Caracolla mujer enamoró a alias Guillermo tras fingir ser una estudiante universitaria que frecuentaba el sector. Al parecer, el criminal le ofreció la tradicional bebida “chicha” en varias oportunidades, pero al ver que la mujer no mostró interés le ofreció sustancias estupefacientes. 

“Al verme, me saludaba, me ofreció chicha y al interactuar un rato con él, y al ver que no estoy interesada, me ofreció baretos, sustancias estupefacientes. Alias Guillermo me acompañaba hasta la entrada de la universidad, yo entraba hasta las escaleras, esperaba a que se fuera y salía. Él me esperaba en la salida de la universidad”, mencionó la agente de policía.

De hecho, se dice que las víctimas eran conducidas hasta una casa de torturas en el barrio Las Cruces, en donde se cometían los crímenes.

Un venezolano se apoderó de Bogotá

El poder de Guillermo era tal que, según indicó la agente, él “desterró” a todos los traficantes que llegaban a ese sector de la ciudad para distribuir sustancias alucinógenas. Bajo amenazas, el bandido se encargaba de aislar a los demás delincuentes que se acercaban a ese sector de la ciudad y en caso de no obedecer, junto a sus secuaces, los interceptaban y los llevaban hasta el barrio Las Cruces, en el sur de la capital, para torturarlos.

Ocho meses tardó en caer

La operación de la uniformada tardó ocho meses, tiempo en el cual ella habría escuchado cómo su “pareja” mandaba a asesinar a diferentes personas. De igual forma, la miembro de la fuerza pública indicó que algunos comerciantes del sector colaboran con estos delincuentes, ayudándoles a esconder los narcóticos.

Amenazas

“Los amenazaba y les decía que los iba a descuartizar si seguían trabajando allí. La persona que llegara sin el conocimiento de él, pues los torturaba. Ellos los llevaban a Las Cruces y allá los torturaban”, sentenció la mujer en Noticias Caracol.

Red criminal

La uniformada también aseguró que varios comerciantes de la zona servían a la red criminal, ya que prestaban sus locales para que alias Guillermo escondiera la droga que vendía.

Dichos señalamientos quedaron registrados en videocámaras de seguridad que fueron grabados por la agente encubierta, quien entregó otras pruebas para que las autoridades procedieran con la captura del criminal hace algunos días.

Declaraciones general Sandra Hernández

Detalles

Según la uniformada, el hombre le anunció que iba a viajar a Estados Unidos, pero antes la invitó a comer un helado; momento que fue aprovechado por otros agentes de la Metropolitana de Bogotá para proceder con la captura del criminal.

Sandra Hernández comandante

La general Sandra Hernández, comandante de la Policía de Bogotá, aseguró que otras cuatro personas fueron capturadas en el operativo en contra de una de las fracciones del Tren de Aragua en la capital. 

“Aquí logramos la captura de cinco hombres por orden judicial. Era un lugar de encuentro de jóvenes, en donde ellos aprovechan la oportunidad para traficar con drogas, dejando una renta mensual de aproximadamente 50 millones de pesos”, concluyó la oficial. 

El narco venezolano iba a viajar a E.E.U.U

El criminal pretendía viajar hacia los Estados Unidos y apenas la policía tuvo conocimiento de ello, dio aviso a sus compañeros para que procedieran con su captura. Ella señaló que fue en medio de una invitación comer un helado que los agentes de la Policía Metropolitana de Bogotá lo interceptaron y desde entonces, Guillermo permanece bajo el poder de las autoridades competentes.

Con información de El Tiempo