Adicción a la internet genera daño a los adolescentes

La adicción al internet modifica el cerebro de los adolescentes y causa conductas adictivas adicionales y, entre otras cosas, reducción general de la conectividad funcional en el pensamiento activo.

Esto es similar al derivado del consumo de drogas y de la adicción al juego, según un estudio revelado en días recientes cuyos resultados se publicaron en la revista Plos Mental Health.

En la investigación se señala que el cerebro es vulnerable a los impulsos relacionados con la adicción a internet durante la etapa crucial de la adolescencia, en la cual se dan cambios en la biología, la cognición y la personalidad.

Esos impulsos se refiere al uso compulsivo de internet, las ansias de utilizar el ratón o el teclado y el consumo de medios de comunicación, dijo Max Chang del Instituto para la Salud Infantil Great Ormond Street de la UCL en Londres, Reino Unido, y autor principal del estudio.

Chang comentó que estos cambios se traducen en comportamientos que tienen que ver con la capacidad intelectual, la coordinación física y la salud mental.

“Por ejemplo, pueden tener dificultades para mantener relaciones y actividades sociales, mentir sobre su actividad en internet y experimentar una alimentación irregular y trastornos del sueño”, precisó.

Efecto del celular

Al respecto, el psiquiatra Ezequiel Uribe Nóbrega explicó a Últimas Noticias que el asunto tiene valoraciones neurológicas y fisiológicas.

En primer lugar, todos los aparatos electrónicos, sobre todo el celular inteligente por el acceso a los bancos, las redes sociales y más cosas, terminan generando una relación adictiva.

Esta relación es indistinguible a la adicción por la cocaína, alcohol, juego patológico y sexo. De hecho, se han realizado estudios neurofisiológicos que demuestran los mismos cambios para una cosa o para otra con evidencia de un pobre metabolismo, indicó Uribe Nóbrega.

Añadió que en estudios de neuroimagen a sujetos se pueden detectar con facilidad su adicción a casi cualquier sustancia sólo teniendo un metabolismo dopaminérgico.

“En los adolescentes, fundamentalmente este fenómeno se hace problemático y han estado atrofiando sus habilidades cognitivas y sociales. Esa pérdida de empatía ha hecho que los adolescentes traten de buscar cada vez menos el contacto físico con otros seres humanos y requieran de la asistencia para eso de las redes sociales”, expresó.

Subrayó que muchas veces con este problema los más jóvenes buscan tapar sus propios problemas para dar una falsa impresión de felicidad, lo cual termina generando adicción al internet.

El psiquiatra acotó que este fenómeno viene ocurriendo en la sociedad moderna incluso antes de la pandemia por el covid-19. Posterior a ella se ha acentuado dos o tres valores por ciento, es decir, que se ha hecho más grave.

Tentación irresistible

De acuerdo con agencias, la adicción a internet es la incapacidad para resistir la tentación de utilizarlo con un efecto negativo en la vida social y el bienestar psicológico, así como las relaciones profesionales.

Este estudio se centró en analizar otras 12 investigaciones con 237 jóvenes adictos al internet de entre 10 y 19 años desde 2013 a 2023 y a quienes se les realizaron resonancia magnética funcional del cerebro, lo cual evidenció que múltiples redes neuronales registraron disminución de la actividad en estado de descanso.

Los autores creen que esta investigación puede sentar un precedente para que los médicos detecten y traten de forma eficaz la aparición de la adicción a internet, que aunque tiene sus ventajas, ya está demostrado que altera la conexión entre las redes cerebrales en la adolescencia.

“Es importante destacar que la educación de los padres sobre la adicción a internet es otra posible vía de prevención desde el punto de vista de la salud pública”, remarcó Chang.
Los padres que son conscientes de los primeros signos y el inicio de la adicción a internet manejarán más eficazmente el tiempo frente a la pantalla y la impulsividad y minimizarán los factores de riesgo que rodean la adicción a internet.

Los principales síntomas de este fenómeno, además del aislamiento, es la insatisfacción por las actividades previamente disfrutadas y un evidente descuido en las responsabilidades diarias. También hay manifestaciones físicas como la fatiga y los problemas del sueño.

Un problema en Europa

Esta no es la primera vez que se realizan investigaciones orientadas a determinar cómo los aparatos electrónicos y el internet están impactando en la salud. En Europa, en específico, Reino Unido, se adelantó un sondeo con el que se demostró que las personas pasan más de 24 horas a la semana en línea. Más de la mitad de ellos admitieron ser adictos a internet, reseñan medios internacionales. Además, en ese país, la Oficina de Comunicaciones señala que de 50 millones de usuarios de internet, más del 60% manifiesta que su uso tenía un efecto negativo como no ser puntual en sus tareas. Más allá de la adicción, el uso del internet es un ámbito que debe ser controlado porque también los niños y adolescentes se exponen a la pornografía, lo cual diversos estudios en España recogen y que apuntan a que menores tienen contacto con la pornografía online a partir de los 8 años.

Información de: ÚN

Lo más reciente

Edit Template