Inicio Nacionales Ya no es María, «Hola, soy Ana» es la nueva estafa que...

Ya no es María, «Hola, soy Ana» es la nueva estafa que circula en WhatsApp

WhatsApp lo están usando una serie de estafadores que se hacen pasar por una tal «María», jugando con la inocencia de muchos usuarios en Venezuela y otros países latinoamericanos, para tratar de robarles dinero.

La operación fraudulenta se inicia con un mensaje que llega por vía WhatsApp a un usuario, indicando «Hola, soy María», un nombre que vale destacar, es muy común y las probabilidades de conocer a una mujer llamada así son muy altas.

Leer también: Detenidos dos hombres por golpear a un perro y una mujer en Zulia

«Hola, Soy María» es la forma de comenzar la estafa más común pero también se puede dar con otros nombres, tal caso «Hola soy Ana»

Ahora le añaden a las estafas, el hackeo de la cuentas bancarias para validar más la información.

La primera en caer a este tipo de estafa es Gladys Primera, quien denunció que hace varios días una tercera persona hackeó su cuenta bancaria de BOD, y la confirmación de ello se le notificó el día martes 12 de enero, cuando acudió al banco para gestionar la recuperación de la cuenta bancaria.

Primera informó que su cuenta la utilizaron para la estafa de compra de dólares.

La mujer comentó que hace días recibió mensajes vía Whatsapp de «una tal Ana», pensando que era una amiga, Primera prosiguió dar su información bancaria a «Ana», y esta persona hackeo su cuenta bancaria.

Ahora la víctima deberá responder a las personas que «Ana» estafó, por ser el titular de la cuenta bancaria hackeada.

No solo venden dolares

En un caso similar, le pasó a Yudith Ferrer, una adulta mayor que recibió un mensaje por la mensajería instantánea sobre una venta de una bombona de gas llena de 10kg. La contactó «Ana» pidiendole 10$ al cambio del día, vía transferencia o pago móvil por la venta del cilindro.

Leer también: Hombre murió en Nueva Esparta tras ingerir 54 dediles de cocaína

Afortunadamente, Ferrer no pudo concretar la compra del cilindro del gas doméstico, pues al día siguiente se encontró con su verdadera amiga Ana, y le confirmó que nunca cambió su número de teléfono celular y mucho menos estaba vendiendo una bombona de gas.

Otro denunciante recibió un saludo de Ana, quien estaba ofreciendo la compra de 300$, sin embargo, el hombre actuó de inmediato y difundió a grupos de Whatsapp y conocidos el número de «Ana» para advertir sobre la estafa.

Fuente: Cactus24

Salir de la versión móvil