Inicio Economía Venezuela: Perspectivas económicas/sociales 2022

Venezuela: Perspectivas económicas/sociales 2022

Pasqualina Curcio La recuperación de las exportaciones petroleras en 2022, sea por el aumento de la producción de petróleo y/o por el incremento de los precios internacionales del crudo,

Leer también: El ministro Freddy Ñáñez confirmó el fallecimiento del profesor y periodista Earle Herrera

Pasqualina Curcio

La recuperación de las exportaciones petroleras en 2022, sea por el aumento de la producción de petróleo y/o por el incremento de los precios internacionales del crudo, podría verse reflejado en un aumento de la producción nacional, si y solo si, se cumplen por lo menos dos condiciones.

Que las divisas que ingresen por la venta de hidrocarburos realmente tributen a la producción nacional y sean usadas para importar materia prima, insumos y tecnología requeridos en los procesos productivos internos, en lugar de ir a parar a paraísos fiscales, motivo por el cual es necesario establecer un estricto control de la administración de dichas divisas por parte del gobierno nacional y del Banco Central de Venezuela (BCV). Si, por el contrario, son usadas para intervenir en el mercado cambiario, es decir, para venderlas en dichos mercados con la ilusión de que con tal acción controlarán la depreciación del bolívar, el resultado final será que esas pocas divisas se fuguen.

Segundo, que ese eventual crecimiento económico en 2022, consecuencia del aumento de las exportaciones petroleras, no sea contrarrestado/ anulado por la depreciación del bolívar, la cual, desde por lo menos el 2013, ha sido inducida por un ataque contra nuestra moneda, tal como fue confesado por el senador republicano Richard Black en 2019, quien dijo: “Hemos desmonetizado su moneda y, a través del sistema bancario internacional, hicimos que la moneda venezolana careciera de valor y luego vamos y decimos: ‘Miren lo malo que es este Gobierno, su moneda no vale nada’. Bueno, no fueron ellos, fuimos nosotros quienes hicimos inútil su moneda”.

El ataque al bolívar es una de las principales causas, junto con la caída de las exportaciones, del desplome de la producción nacional desde el año 2013. De hecho, por cada 100 bolívares de disminución del producto interno bruto (PIB), 60 son explicados por la
depreciación inducida del bolívar que asciende a 5.466.052.934.406% desde 2013.

Lo más probable, casi con certeza, es que el imperialismo no deponga su principal y más poderosa arma: el ataque al bolívar. Esos portales web y cuentas de redes sociales a través de los cuales manipula el valor del bolívar permanecerán activos, sobre todo si consideramos que le llevó por lo menos 15 años irlos posicionando en el imaginario de los venezolanos (desde el 2006 andan en eso, desde que apareció la “lechuga verde”). Quizás el imperialismo baje la intensidad del ataque, como de hecho ha ocurrido los últimos meses, pero no desaparecerán los portales web, estarán al acecho para intensificarlo en el momento que considere más oportuno.

Con información de: UN

Salir de la versión móvil