Una mujer se cura por primera vez del VIH tras un trasplante de médula con células de cordón umbilical

Una paciente de Nueva York, EEUU, se convirtió en la primera mujer en curarse de VIH por medio de un tratamiento con células madre de cordón umbilical que se combinaron con otras de un pariente cercano para incrementar las posibilidades de cura.

Se trataría de una mujer que padecía también un tipo de leucemia, por lo que requería un trasplante de médula. La neoyorquina lleva sin virus desde 2017, fecha en la que se sometió al tratamiento, por lo que consideran que puede estar curada.

Según informaron los expertos en su artículo publicado en la revista Cell, este nuevo método para curar el VIH arrojó buenos resultados a largo plazo.

Leer también: El paciente de Düsseldorf, el tercer recuperado del VIH tras recibir un trasplante de células madres

Yvonne Bryson, de la Universidad de California Los Ángeles (UCLA), quien codirigió el estudio, aseguró que la epidemia de VIH es racialmente diversa. Además, señaló que es difícil que las personas de color o de diversas razas logren encontrar “un donante adulto no emparentado suficientemente compatible”. 

En tal sentido, el caso de la paciente de Nueva York, una mujer de mediana edad que se identifica como “racialmente mixta”, se ha notado diferente con respecto a otros pacientes. 

La mujer es la primera que se sometió a un trasplante de células madre resistentes al VIH procedentes de sangre de cordón umbilical y no de un donante adulto compatible, como lo hicieron otros pacientes.

El equipo considera que el tratamiento ha dado “resultados satisfactorios a largo plazo”, indica el estudio. Asimismo, «el uso de células madres de sangre de cordón umbilical aumenta la posibilidad de curar el VIH en personas de todos los orígenes raciales”.

Recordemos que hasta el momento existen cuatro pacientes que se consideran curados del VIH. Estos proceden de Berlín, Londres, Düsseldorf y ahora Nueva York.

Tratamiento de células madre

Para incrementar el éxito en la cura de la mujer, el equipo le trasplantó, en 2017, células madre portadoras de CCR5-delta32/32 de sangre de cordón umbilical almacenada para intentar curar simultáneamente el cáncer y el VIH, reseñó Forbes. Dichas células se infundieron con células madre de uno de los familiares de la paciente.

“Con la sangre del cordón umbilical no se dispone de tantas células y tardan un poco más en poblar el organismo tras su infusión”. Pero usar una mezcla de células madre de un pariente y de sangre de cordón umbilical “da un empujón a las células de sangre de cordón umbilical”, indicó Bryson.

Con informaciòn de: VN

Lo mas reciente

Edit Template