Inicio Nacionales Un hombre fue asesinado y lanzado por un barranco en Miranda

Un hombre fue asesinado y lanzado por un barranco en Miranda

El cadáver de Jesús Pérez Patiño fue localizado el domingo pasado en un barranco de la vía El Faro-El Cují, San Antonio de Los Altos (Mir). Presentaba signos de haber sido asfixiado y golpeado.

Tras ser ubicado el cuerpo, el Cicpc inició las investigaciones y detuvo a Jofran Moisés Mijares López (36) y William Humberto Soto Nuñes (44). Jofran y William irrumpieron en la vivienda de Jesús Pérez ubicada en El Picacho, San Antonio de los Altos.

Allí, Jofran discutió con Jesús debido a la relación que éste sostenía con la ex pareja del sujeto. Y entre Jofrán y William sometieron a Jesús para luego golpearlo y asfixiarlo hasta causarle la muerte.

Luego, introdujeron el cadáver en el maletero del vehículo de Jesús y lo trasladaron hasta el final de la avenida Venezuela del mencionado pueblo mirandino donde lo arrojaron.

Al momento de ser capturados, el Cicpc recuperó varios bienes que los presuntos homicidas que habían sustraído de la vivienda de Jesús, entre ellos dos televisores, cinco discos para pesas, un amplificador de sonido, dos cornetas de sonido, un home teather, una laptop y dos controles para videojuegos.

Otros acontecimientos:

Por otra parte, funcionarios del Cicpc localizaron en el sector Santa Rosa, Los Teques (Mir), el cadáver de una mujer envuelto en plásticos. El cadáver fue hallado la noche del sábado pasado cerca del Instituto de Tecnología Venezolana para el Petróleo (Intevep). Hasta ahora las autoridades no han revelado la identidad de la mujer.

Leer también: Lo liberaron al hallar muestras de ADN perdidas, pasó 37 años preso siendo inocente…

En otro procedimiento, la policía científica capturó a Daniel Alejandro Ruíz González, señalado de haber asesinado al mecánico Leandro Lira. Daniel Alejandro atacó a Lira la madrugada del domingo 23 de agosto pasado en el piso 10, bloque 8 Lomas de Urdaneta. Le hundió dos dagas de esas que se usan para abrir sobres, situación que le causó la muerte.

Luego de cometer el crimen, Daniel Alejandro se refugió en la iglesia “Santos Ángeles Custodios” de Lomas de Urdaneta, donde fue capturado el sábado pasado.

UN