Inicio Destacadas Según «Crónica Uno» Capriles y Stalin se retiran de las parlamentaria

Según «Crónica Uno» Capriles y Stalin se retiran de las parlamentaria

La decisión de no participar en las elecciones del 6-D se toma como un mecanismo de presión para el aplazamiento de los comicios parlamentarios. El excandidato Capriles, a pesar de ser defensor del voto y la movilización, ha insistido en que esto es necesario para poder participar en los comicios de final de año.

Leer también: OPS suspendió el derecho a voto de Venezuela por deudas acumuladas

Caracas. La fórmula encabezada por el excandidato presidencial, Henrique Capriles Radonski, y el diputado a la Asamblea Nacional (AN), Stalin González, se retira de las elecciones del próximo 6-D con el objetivo de presionar para lograr mejores condiciones electorales, esta decisión llega luego de la visita de una misión de la Unión Europea (UE) a Caracas, buscando el mismo objetivo.

Poco o casi nada se sabe de las diligencias que hizo la misión de la UE que vino a Venezuela a “gestionar” condiciones mínimas democráticas para las elecciones parlamentarias a realizarse el 6 de diciembre próximo. Aunque ellos no vinieron a negociar la postergación expresamente, sí pretendían que la explicación de cómo es el funcionamiento de una verdadera misión de observación electoral lograra que el gobierno de Maduro aplazara los comicios.

Esta misión que fue calificada de “clandestina”, sobre todo por factores de la oposición que ya han fijado su posición de no participar en los comicios de diciembre, no vino a negociar con el gobierno de Nicolás Maduro una postergación de las parlamentarias, como quisieron hacer ver algunos de los actores políticos.

Esta versión de la clandestinidad fue desmentida por Nabila Massrali, portavoz de Asuntos Exteriores y Política de Seguridad de la UE. Y, muy por el contrario, estaba avalada por los 27 países que conforman este bloque.

Delegación diplomática no precisó día de entrada

La delegación diplomática llegó a Venezuela en un día de la semana pasada que no fue precisado y se marchó del país el domingo 27 de septiembre, estuvo encabezada por el secretario general adjunto del Servicio Exterior, Enrique Mora, y por el director general en funciones para las Américas, Javier Niño.

En su breve estadía en el país se reunió con representantes del gobierno de Maduro, el G-4 de la AN por decir algo, representantes de los partidos de las otras alianzas de oposición y con Stalin González, Henrique Capriles Radonski y su entorno.

Tenía dos objetivos concretos: tratar de buscar “condiciones mínimas democráticas” para encarar el sufragio para la AN. ¿Logró su cometido? No se sabe oficialmente debido a que sus protocolos exigen total confiabilidad de sus reuniones con los involucrados. Y a la vez, dejar en claro lo que significa una Misión de Observación Electoral (MOE) que necesita ser invitada con una antelación de seis meses antes de efectuarse las votaciones y en Venezuela ese lapso no se puede cumplir. Esto, ante la insistencia del oficialismo de invitarlos como veedores para este 6 de diciembre.

Esta MOE estaría descartada para el país, sin embargo, algunos actores políticos han referido que se podría trabajar con una Misión de Expertos Electorales o Grupo de Asesores Electorales de la UE que son instituciones más pequeñas y que trabajan afianzándose en la observación local.

La UE ya ha propuesto estas figuras en América Latina. Lo hará con ocasión de las elecciones en Bolivia el próximo mes de octubre.

Pero a juzgar por la dinámica de los hechos, los objetivos no se lograron esta vez o, por lo menos, la pelota quedó en la cancha del oficialismo.

Capriles se retira de la contienda del 6-D

El dos veces candidato presidencial y exgobernador del estado Miranda se retira de la contienda. La información se conoció de manera extraoficial en los predios de la sede del aún comando u oficina de Capriles Radonski.

“Hemos dado la pelea, le toca a Maduro decidir”, ese sería el comentario que hiciera el exmandatario regional, comentó uno de sus allegados, ante el fracaso de sus gestiones por lograr mejores condiciones para los comicios parlamentarios y quizá hasta una postergación dada, principalmente, por la pandemia de la COVID-19. Sin embargo, fuentes del excandidato aseguran que la fórmula Capriles-Stalin está embarcada en una misión de largo aliento por recuperar el voto, y no lo consideran un fracaso, pues 2021 será también un año electoral, toda vez que habrá comicios para gobernadores y alcaldes.

Tanto Stalin González como Capriles insisten, según fuentes, en la posposición de la elección. Por esta razón, sus candidatos no aparecieron en el listado del CNE.

La participación de Capriles en las parlamentarias, cuya confirmación se supo a principios de este mes, fue para algunos una sorpresa y hubo hasta quienes la tildaran de “traición”. En entrevista que concedió a Crónica.Uno en febrero de este año afirmó que: “El barrio quiere votar contra el régimen, hay que barajar el juego para salir de la inercia política”.

Ya en esa oportunidad había anunciado su intención de participar en las elecciones previstas en la Constitución. “Hay que sortear ese escollo, pasar ese peaje”, y sentenció: “La única opción es luchar”.

Con esa teoría de no entrar en el falso dilema de votar o no, dejó en claro que lo necesario era unir el voto y la protesta. Pero era y es consciente del obstáculo que representa el CNE.

Leer también: “Ese peo no es nuestro”: Henri Falcón se pronuncia sobre debate…

Por eso, su lucha de lograr mejores condiciones para el sufragio y condición sine qua non para inscribir candidatos definitivamente, pero al estrellarse sus intenciones contra la posición inflexible del oficialismo, marca la retirada.

Se espera que al final del día Capriles se dirija a los medios de comunicación para dar a conocer su decisión y detallar los motivos que lo llevaron a tomarla.