Inicio Destacadas Santo del Día | Fidel, el fraile digno de Fe

Santo del Día | Fidel, el fraile digno de Fe

San Fidel fue un Sacerdote Capuchino alemán, primer Mártir de la Sagrada Congregación de «Propaganda Fide» y un reconocido Predicador a pesar de las amenazas que recibía por los seguidores de la Reforma Protestante suiza

Fidel nació en 1577, en una pequeña ciudad a orillas del Danubio llamada Sigmaringa (Alemania); parte de su vida la desarrolló en su país natal y la otra en Suiza hasta el año de su martirio. Su nombre secular era Marcos Rey y perteneció al hogar católico formado por los aristócratas Juan Rey, de ascendencia española, y Genoveva Rosemberger.

San Fidel de Sigmaringa

Como era de familia noble, cursó sus estudios académicos, destacándose como un alumno sobresaliente; manejaba ampliamente el latín, francés e italiano, y muy joven consiguió el doctorado en Derecho Civil y Canónico, con la firme idea de ser el defensor de los oprimidos, recibiendo el apodo de «el abogado de los pobres».

Fray Fidel

Sin embargo, al darse cuenta de la corrupción, los artilugios y trampas de los que se valían sus colegas para lograr sus objetivos, le causa una gran desilusión; es allí donde comienza a pensar seriamente en consagrar su vida a Dios y a la Iglesia. Tras un importante tiempo de discernimiento, es ordenado Sacerdote en 1612 y posteriormente ingresa a la Orden de los Hermanos Menores Capuchinos, recibiendo el nombre de Fidel.

Fray Fidel era considerado un gran predicador

Por orden de sus superiores, Fray Fidel fue enviado con otros ocho capuchinos a predicar a los swinglianos de Grions, misión que aceptó gustosamente, pese a las amenazas de los protestantes de aquella región; las numerosas conversiones que conseguía a diario se debían, sin duda, a las largas horas que dedicaba a la oración, así como a sus sermones e instrucciones cotidianos.

Leer también: A pocos días de la Beatificación del Dr. José Gregorio Hernández se ultiman los detalles logísticos en torno a la Pandemia del Covid-19

Hombre Fiel, Digno de Fe

Encolerizados de sus prodigios, los protestantes empezaron a hostigar al religioso, poniendo a la población en su contra; enterado de lo sucedido, el Padre Fidel pasó varias noches de oración ante el Santísimo Sacramento, para luego dirigirse a las aldeas aledañas.

El 24 de abril de 1622, el fraile Fidel fue invitado por un grupo de protestantes con el pretexto de escuchar las prédicas del famoso misionero, por lo que asistió a la Iglesia del pueblo; al final de la prédica un grupo armado irrumpió en el templo e intentaron asesinarlo a balazos, pero no lo lograron.

Aunque ya sabía que le esperaba el martirio, había dejado todo en manos de Dios; a las afueras del templo sus enemigos le interceptaron y le amenazaron para hacerse protestante. Ante su negativa, fue brutalmente asesinado a heridas de espada y garrotazos en la cabeza.

Martirio de San Fidel

El Papa Benedicto XIII lo beatificó el 21 de marzo de 1729, y el Papa Benedicto XIV lo canonizó el 26 de junio de 1746; su memoria litúrgica se celebra cada 24 de abril.

Agelvis Villalonga L.

Salir de la versión móvil