Santo del Día | Aureliano, “El Arzobispo joven”

San Aureliano de Arlés fue un hombre cuyo legado va más allá de los asuntos eclesiásticos, pues era particularmente bueno para las relaciones públicas, de ahí que el Rey de Francia lo eligiera para llevar todos sus asuntos relacionados con la Iglesia

A los 23 años fue nombrado Arzobispo

Aureliano nació hacia el año 523, siendo originario de una familia aristocrática de Borgoña, cercana al poder; era hijo de San Sacerdos, quien llegó a ser Arzobispo de Lyon, y también fue primo-hermano de San Niceto, sucesor de su padre en la sede arzobispal de Lyon.

Sucedió a Auxanio en la sede de Arlés, el 23 de agosto de 546; tal designación se realizó cuando apenas tenía 23 años de edad, y ocurrió por sus cualidades espirituales y religiosas. Este nombramiento en tan importante sede episcopal francesa, fue debido también a la pretensión del Rey Childeberto I, pues quería tener un punto de apoyo fiable en la zona mediterránea.

San Aureliano de Arlés

Sin embargo, no es de sorprender que el nuevo Arzobispo recibiera, al poco tiempo de su consagración, el Palio y el Vicariato, tal y como era la voluntad de Childeberto I; en efecto, en el 548, el Papa Vigilio le nombra Vicario de la Santa Sede y le otorga el Palio Arzobispal.

Entre los años 547 y 548, Aureliano funda en Arlés un Monasterio masculino, por orden del Rey Childeberto I, el cual fue llamado Monasterio de los Santos Apóstoles; lugar que dio origen a la actual Iglesia de la Santa Cruz, (Sainte-Croix en francés), ubicada en el barrio de La Roquette de la ciudad de Arlés.

Leer también: Presentan al Papa Francisco proyecto de ayuda para venezolanos

El primer Abad del Monasterio fue Florentinus (553), y el Arzobispo Aureliano enriqueció la iglesia del convento con reliquias, y le dio una regla llena de honestidad, mortificación, y de inspiración benedictina. De la misma manera, fundó en el interior de las murallas de la ciudad, un Monasterio femenino bajo la advocación de la Santa Virgen, dotado de la misma regla monástica que el masculino.

Aureliano asistió al Concilio de Orleans, el 28 de octubre de 549, siendo golpeada Arlés por la Peste de Justiniano ese mismo año. Poco tiempo después, en el 550, en el marco de la Controversia de los Tres capítulos, el 29 de abril de 550, el Papa Vigilio le remitió una carta aclarando su postura.

Iglesia de San Niceto, lugar donde se encuentran los restos de San Aureliano

El Arzobispo Aureliano de Arlés, murió el 16 de junio del año 551, y fue considerado un Santo, no solo por su gran labor en pro de la religión católica y como un personaje influyente en Francia, sino porque al morir se le comprobaron varios milagros, sin duda fue ¡un verdadero hombre de fe!

Agelvis Villalonga L.

Lo mas reciente

Edit Template