Inicio Destacadas «Renny Ottolina sigue vigente a 44 años de su muerte» por León...

«Renny Ottolina sigue vigente a 44 años de su muerte» por León Magno Montiel.

Reynaldo Ottolina  sólo vivió 49 años, fue un  río de creatividad incesante en los medios masivos.

Sigue la duda, la muerte de Renny Ottolina fue producto de un sabotaje? Fue un accidente absolutamente fortuito? A 43 años del siniestro de la Cessna, piloteada por el avezado capitán Carlos Olavarría, que lo trasladaba como candidato presidencial a la isla de Margarita ese 16 de marzo de 1978, se asemeja más a un atentado, a un complot, que a un percance de vuelo. Reinaldo Ottolina era líder natural en toda Venezuela, producto de su innovadora forma de hacer televisión, de su carisma para establecer contacto inmediato con el público, su inconmesurable talento.

Leer también: Un venezolano es el primer maestro charcutero de la Academia Culinaria Francesa en Chile

Renny Ottolina.

Estaba recorriendo todo el país en ese año electoral (1978) promoviendo una tercera vía democrática antípoda a los gobiernos ineficientes y corruptos de la guanábana AD-COPEI.
Tomó cierta distancia de la izquierda ortodoxa y anquilosada, respondiendo a viejos esquemas stalinistas.

Era un hombre de ideas vanguardistas, con un gran sentido de pertenencia nacional.
Sus 28 años de éxito en radio y la televisión, eran suficiente  aval para acercarse a la posibilidad de gobernar al país, que de algún modo  había liderado con éxito desde la comunicación, era parte de los hogares venezolanos cada día.

Sus propuestas básicas como candidato eran:

– No podemos querer un país que no conocemos, conozcamos mejor a Venezuela.
– Un ambientalista convencido,  luchó contra la tala de bosques. En su último programa en la radio RNV dijo: “Venezuela parece una gran pira, incendiada por todas partes, arden sus bosques centenarios. Ese delito merece un severo castigo”.
– Fue el primer Productor Nacional Independiente (PNI) con éxito en el país. Se enfrentó a los jerarcas de los medios en los años 70 y éstos se confabularon para vetarlo en los cuatro canales que existían para ese momento en Venezuela. Tuvo que refugiarse en la radio, convirtiéndose en un pionero de los PNI, aunque no existía ese término aún, esa ley.
– Apostó por la soberanía musical, fue mecenas de artistas como Mirla Castellano, Cherry Navarro y José Luis Rodríguez. Si bien tuvo en su show a Tom Jones, Aretha Franklin y Charles Aznavour, él siempre proyectó con orgullo acentuado el talento nacional. Así lo hizo con su programa desde París, la capital luz. Y en la primera transmisión de televisión  a color desde Canaima: ese paraiso fluvial, de rocas y tepuyes milenarios. Allí actuaron  los más estelares del país; José Luis Rodríguez El Puma, Carlos Morean.

Reynaldo Ottolina  sólo vivió 49 años, fue un  río de creatividad incesante en los medios masivos, que serpenteó entre las glorias profesionales y las tragedias familiares; como el angustiante secuestro de sus hijas, los accidentes trágicos, separaciones amorosas dolorosas.
Ottolina nos dejó testimonio del  amor a la patria, de su apuesta por el talento nacional, de  su afán por sacar a Venezuela de las sendas de corrupción  que marcaron los gobiernos de Caldera uno  y CAP uno.

El 3 de diciembre de 1978, Luis Herrera  le ganó a Luis Piñerúa con una exigua ventaja de 177.741 votos. De haberse medido Renny,  pudo haber ganado o quizá habría  sido el factor para inclinar la balanza en un final cerrado y comenzar una vida parlamentaria que moldeara un nuevo país.
A  93 años de su nacimiento en el estado Carabobo, retomemos su ideario digno: “La patria es del tamaño del corazón de quien la quiere”.

Ese Renny no murió, no lo podrán matar, seguirá siendo el comunicador adelantado a su época, seguirá indicándonos el camino de la ética y de la comunicación fecunda.  Será cátedra viva, sempiternamente viva.

León Magno Montiel
@leonmagnom