Inicio Internacionales Reino Unido ordena confinamiento en Inglaterra hasta diciembre

Reino Unido ordena confinamiento en Inglaterra hasta diciembre

El día en el que Reino Unido ha superado el millón de contagios por coronavirus, su primer ministro, Boris Johnson, ha decretado la vuelta al confinamiento nacional.

Leer también: Congreso español aprobó estado de alarma hasta el 9 de mayo de 2021

Tendrá un mes de duración, desde el próximo jueves hasta el 2 de diciembre, un periodo en el que los ciudadanos deberán permanecer en sus casas.

Esta medida, que pone fin a la estrategia de restricciones locales por la que había apostado el Gobierno conservador británico, supondrá el cierre de los comercios y negocios no esenciales, así como de toda la hostelería.

Las escuelas y universidades seguirán abiertas

La principal diferencia respecto al primer confinamiento es que los colegios y las universidades permanecerán abiertos.

«Puedo asegurar que no haría esto si no fuera absolutamente necesario», ha declarado Johnson en rueda de prensa, al tiempo que ha señalado que desde el próximo jueves hasta el 2 de diciembre la población «deberá quedarse en casa y solo podrá salir por motivos justificados, como es la educación o ir a trabajar en el caso de que no se pueda hacer desde casa».

Reino Unido, que en las últimas 24 horas ha notificado 21.915 nuevos casos y 326 muertes, se convierte así en el último país europeo en blindarse ante la infrenable expansión del COVID-19 y se suma a Francia, que vive su primer fin de semana de confinamiento nacional.

Allí han cerrado todos los comercios no esenciales, pero pese a las medidas restrictivas, los contagios no paran de crecer. Y es que el país ha vuelto a rozar los 50.000 positivos en solo 24 horas.

Italia y Bélgica también podrían declarar en breve un nuevo confinamiento para tratar de frenar el elevado número de casos positivos diarios.

Leer también: Vacuna española anti-covid recibió autorización para ensayo internacional

«Vamos hacia un confinamiento reforzado», declaró el primer ministro belga, Alexander De Croo. Esto significa un cierre de todos los comercios no esenciales y las visitas a domicilios serán de una sola persona.

LaSexta.com