Primero Justicia se desmarca de “Operación Gedeón” y pide a Guaidó apartarse de JJ Rendón

El partido de Capriles se desmarcó de la Operación Gedeón porque "terminan frustrando a nuestro pueblo

El partido de Capriles, Borges y los hermanos Guanipa se desmarcó de la Operación Gedeón porque  «terminan frustrando a nuestro pueblo y destrozando la confianza entre quienes luchamos por el cambio político».

«Rechazamos y condenamos públicamente los recientes sucesos acontecidos en varios lugares del litoral venezolano. Son acciones, como lo sucedido el 30 de abril de 2019, que terminan frustrando a nuestro pueblo y destrozando la confianza entre quienes luchamos por el cambio político».

En esos términos el partido Primero Justicia, principal aliado político de Voluntad Popular y Juan Guaidó,  en la directiva de la Asamblea Nacional y en la «presidencia (e) de la República que también respaldan más de 60 países, se desmarcaron de la Operación Gedeón, denunciada por el Ejecutivo nacional.

«Pensamos que las armas de la República solo pueden ser empuñadas por los soldados de la República, bajo la Constitución y la ley. Tenemos años rechazando de modo total la injerencia cubana en nuestro país, e igualmente rechazamos radicalmente la contratación de grupos ilegales», dice el texto de PJ.

En un contundente comunicado, el partido de Henrique Capriles, Julio Borges y los hermanos Guanipa  indicó que  se debe “replantear mecanismos de toma de decisiones en oposición y replantear rol del Centro de Gobierno, para que se respete la Unidad”,  además resaltaron que en Primero Justicia “preocupa que las energías se coloquen en creación de una casta burocrática y no en el cambio político”.

Las autoridades venezolanas frustraron el pasado fin de semana una incursión marítima en  La Guaira, cercano a Caracas, y acusaron a la oposición liderada por Juan Guaidó, a Estados Unidos y Colombia de estar detrás de esa operación de mercenarios.

De hecho, se hizo público un contrato de la empresa Silvercorp, de Jordan Goudreau, firmado por Juan Guaidó y sus asesores JJ Rendón y Sergio Vergara en el que, según ha denunciado el Gobierno, se pactaban actos de xdesestabilización en el país y hasta la captura de los principales funcionarios del Alto Gobierno venezolano.

En el pronunciamiento de los «justicieros» le piden a Guaidó: «Destituir inmediatamente a los funcionarios que -en nombre de la Presidencia (e) de la República- se vincularon con estos actores de grupos ilegales».

Igualmente plantean «adelantar una investigación independiente por parte de la Asamblea Nacional para que sea posible establecer responsabilidades. No es suficiente señalar que la operación de grupos ilegales estaba infiltrada por los servicios de inteligencia del régimen de Maduro».