Presidente Vladimir Putin aceptó una invitación del líder Kim Jong Un para visitar Corea del Norte

Durante la visita tiene previsto supervisar un despliegue de buques militares rusos, indicó Putin.

El presidente ruso, Vladimir Putin, aceptó una invitación del líder Kim Jong Un para visitar Corea del Norte, tras una cumbre en la que anunciaron el reforzamiento de la cooperación entre ambos países, informó el jueves la prensa estatal.

Al terminar su reunión en Rusia, “Kim Jong Un cortésmente invitó a Putin a visitar la RPDC (Corea del Norte) cuando sea conveniente”, indicó KCNA.

“Putin aceptó la invitación con placer y reafirmó su voluntad de avanzar con la historia y tradición de la amistad Rusia-RPDC”, agregó.

Kim realiza una visita al Extremo Oriente ruso, en momentos en que Moscú busca fortalecer sus alianzas con los gobernantes de otros países aislados.

Durante la visita tiene previsto supervisar un despliegue de buques militares rusos, indicó Putin, para “demostrar las capacidades de la Flota del Pacífico”.

Kim dijo el miércoles a Putin que está seguro de que Rusia alcanzará “una gran victoria” contra sus enemigos, mientras los aliados occidentales de Ucrania advirtieron de un posible acuerdo armamentista entre Rusia y Corea del Norte.

“Después de las extensas conversaciones hubo un cara a cara”, según KCNA, y Kim escribió en el libro de visitas: “La gloria de Rusia que produjo los primeros conquistadores del espacio será inmortal”.

Rusia se convirtió en una paria para Occidente luego de su invasión de Ucrania el año pasado, y ha buscado fortalecer sus alianzas con otros países aislados.

Leer también: Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos llamó a revisar las sanciones en todo el mundo

“Cambio sísmico”

“La cumbre indica un cambio sísmico en la geopolítica del Noreste Asiático”, indicó Kim Jong-dae, exlegislador y académico visitante en el Instituto Yonsei de Estudios Norcoreanos.

Advirtió que una alianza fortalecida entre Corea del Norte, Rusia y China podría convertirse en una “fuerza desestabilizadora en la región”, y que las municiones de Pyongyang podrían impactar significativamente la guerra en Ucrania.

“Creo que Rusia ya probó las municiones norcoreanas en el campo de batalla y se prepara para expandir su uso en el futuro. Ni Estados Unidos ni Corea del Sur han captado lo que implica un acuerdo de armas entre Rusia y el Norte”, agregó.

Al respecto, la ministra de Relaciones Exteriores de Japón, Yoko Kamikawa, advirtió que el acuerdo podría llevar a “violaciones de la prohibición del Consejo de Seguridad (de la ONU) sobre todas las transacciones de armas con Corea del Norte”.

Putin exaltó el “fortalecimiento de la cooperación y amistad” entre ambos países al recibir a Kim en el cosmódromo de Vostochni, en el Extremo Oriente ruso, y dijo a periodistas que ve “posibilidades” en la cooperación militar con Corea del Norte.

También anunció que Moscú ayudará a Pyongyang a construir satélites.

Putin y Kim discutieron también la posibilidad de enviar a un norcoreano al espacio.

“Conversamos sobre el hecho de que, si la parte norcoreana lo desea, un cosmonauta norcoreano podrá ser entrenado y enviado al espacio”, indicó el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, citado por las agencias TASS y Ria Novosti.

En Washington, el portavoz del Departamento de Estado, Matthew Miller, mostró su inquietud de cara a una eventual cooperación en el ámbito de los satélites, lo que “supondría una violación de varias resoluciones de la ONU”.

Con información de El Universal