Inicio Internacionales Policía de Utah disparó varias veces contra niño de 13 años con...

Policía de Utah disparó varias veces contra niño de 13 años con autismo

Oficiales de la policía Salt Lake City, Utah, dispararon varias veces contra un niño de 13 años con autismo cuya madre solicitó ayuda porque el menor sufría una crisis, informaron hoy medios estadounidenses de prensa.

Golda Barton declaró al canal KUTV que el pasado viernes llamó al número de emergencia 911 porque su hijo Linden Cameron, quien padece del síndrome de Asperger, estaba teniendo un episodio de salud mental.

Ese día ella había regresado al trabajo por primera vez en casi un año, lo cual provocó una severa ansiedad por separación en el menor y lo llevó a sufrir un colapso mental, manifestó la mujer.

Leer también: Llegó al país el séptimo cargamento de ayuda humanitaria desde China

De acuerdo con Barton, cuando llegó la policía a su casa ella precisó que Cameron no estaba armado y que solo necesitaba que lo llevaran a un hospital. ‘Les dije: Está desarmado. No tiene nada. Simplemente se enoja y comienza a gritar. Es un niño. Está tratando de llamar la atención. No sabe cómo regular’.

Los agentes le pidieron a la madre que se quedara afuera mientras entraban a su vivienda y, apenas cinco minutos después, ella los escuchó ordenar a su hijo que se tirara al suelo y, luego, varios disparos.

Múltiples lesiones

El tiroteo dejó a Cameron con lesiones en el hombro, ambos tobillos, intestinos y vejiga, según una recaudación de fondos lanzada en la página GoFundMe, en la cual ya se reunieron 12 mil dólares para pagar las facturas de hospital, informó el diario USA Today.

Los llamas, y se supone que deben venir y ser capaces de aliviar una situación usando la menor fuerza posible, manifestó Barton, quien cuestionó por qué los oficiales no emplearon un arma eléctrica o le dispararon con balas de goma en lugar de emplear un arma de fuego.

El sargento de policía Keith Horrocks expresó a reporteros que los agentes fueron llamados al área debido a un ‘problema psicológico violento’ que involucraba a un menor que estaba ‘amenazando a algunas personas con un arma’.

Crecen las peticiones contra la policía

Las noticias sobre este hecho, que se difunden en un momento de protestas contra la brutalidad policial, también se dan a conocer cuando crecen las peticiones para poner fin a la práctica de que los agentes de policía respondan a llamados vinculados con la salud mental.

Leer también: Detenido quincuagenario por abusar sexualmente de su sobrina de 8 años

The Washington Post recordó que en Estados Unidos la policía ha herido gravemente o matado a decenas de personas con enfermedades mentales cuando familiares o transeúntes solicitaron ayuda, incluso en casos recientes de alto perfil como el de Daniel Prude.

Ese afronorteamericano de 29 años murió asfixiado en marzo último en Rochester, Nueva York, después de que oficiales le pusieron una capucha en la cabeza durante un episodio de salud mental.

Prensa Latina