Paciente cero de Nueva Esparta vive en Barquisimeto

Leonardo Maramara es un joven empresario, especialista en temas fiscales y tributarios, que viajó a Margarita el 13 de marzo procedente del exterior, sin sospechar que llevaba consigo el virus mortal que hoy afecta a la humanidad.

Casado y con dos hijas, este consultor nacido en Barquisimeto y con raíces en la población de “Aguada Grande” y “Duaca” del estado Lara, permaneció hospitalizado 19 días en el CDI del Municipio Maneiro de Nueva Esparta, a punta de “ácido fólico” y “cloroquina”.

Según los hechos cronológicos, el 13 de marzo aterrizaron en Maiquetía en vuelo de Avior. El contagio pudo ser entre ese aeropuerto y Margarita, donde también volaron los peloteros de la Academia de Beisbol Menor.

Leer también: Libre de Coronavirus caso 5 en Lara

Paciente cero Nueva Esparta Barquisimeto
Paciente cero Nueva Esparta Barquisimeto

Paciente cero de Nueva Esparta vive en Barquisimeto

“Me puse muy nervioso cuando días después comienzo a sentirme mal, con la garganta seca, malestar y mucha dificultad para respirar. Lo peor es cuando el 18 de marzo tocan la puerta de mi apartamento y al abrirla están varias personas como si fueran astronautas para hacerte la prueba del coronavirus, que en esa ocasión resultó negativa”, nos cuenta el paciente cero de Nueva Esparta.

Leonardo se fue al día siguiente a trabajar, confiado en que el virus no estaba en su cuerpo. Compartió varias horas con sus 9 compañeros de oficina, mientras revisaban los planes a ejecutar para las próximas semanas.

Cuando se hace público el tema de la academia de beisbol menor y todo ese escándalo,  comienzan a ubicar a todos lo que venían del exterior para esas fechas, repiten las pruebas el 2 de abril y Leonardo Maramara sale positivo. Ya había contagiado a todo su grupo de trabajo.

Leer también: Se cayó con la gasolina… Y con los dólares

“Me llevaron al Hospital Centinela. Llegué asustado pensando que allí me iban a matar, pero no fue así. Había muchos aparatos, mejor que en cualquier clínica privada. Yo tenía un respirador a mi lado y estaba rodeado de un equipo médico. Fueron 19 días monitoreado las 24 horas”, narra más tranquilo quien hoy sigue aislado en su apartamento tras salir negativo en las ultima dos pruebas realizadas, y superar lo más difícil de esta enfermedad.“Tengo la posibilidad de regresar a Barquisimeto a través de un vuelo humanitario, pero me advierten que al llegar a mi ciudad debo permanecer 14 días más en aislamiento, y lo peor de todo, es que estoy marcado como un estigma por haber estado contagiado de coronavirus”, nos dice en esta primera parte de la historia Leonardo Maramara.

Leonardo Maramara – Paciente Cero COVID-19 Nueva Esparta

Paciente cero de Nueva Esparta vive en Barquisimeto

Lo mas reciente

Edit Template