Inicio Destacadas Nota Especial | «Responsabilidad» una virtud innata en el Dr. José Gregorio...

Nota Especial | «Responsabilidad» una virtud innata en el Dr. José Gregorio Hernández

El jubilo del pueblo venezolano por la pronta Beatificación del «Médico de los Pobres» es una ocasión propicia, donde Noticias Barquisimeto y la Corporación Somos Media, se hacen presente a través de estas publicaciones que buscan plasmar algunas de las particularidades de la vida y obra del futuro Beato

EL pasado mes de octubre de 2020 se llevó a cabo el proceso de exhumación de los restos mortales del Dr. José Gregorio Hernández como un requisito previo a su Beatificación

La responsabilidad fue una de las virtudes centrales del Dr. José Gregorio Hernández, siempre respondía a sus actos, a sus compromisos y era un hombre de palabra. Quería estudiar derecho, pero su padre lo convenció para que se formara como médico, y llego a ser el mejor médico del país. Le prometió a su madre regresar a su tierra natal, una vez preparado, y al poco tiempo de su graduación estaba atendiendo a los paisanos de Isnotú, Betijoque y sus alrededores.

Cuando se comprometió a aceptar la beca para estudiar en París, fue el mejor estudiante del prestigioso Instituto Pasteur; de igual manera, recibió un dinero del Estado para comprar en Europa los equipos necesarios para fundar diversos laboratorios en Venezuela, y adquirió los mejores, se preparó para su adecuada instalación y rindió cuentas claras.

Dr. José Gregorio Hernández

Al asumir como Profesor sus cátedras en la universidad, asistió puntualmente a todas sus clases; y también, respondió al llamado del país cuando fue amenazado por potencias extranjeras, siendo el primero en alistarse como voluntario.

Se puede decir que, fue una persona responsable en todos los aspectos, desde formarse al más alto nivel para poder cumplir con eficacia su vocación social, pasando por la filosofía y teología para practicar mejor su fe cristiana. Fue una persona culta para ejercer con plenitud su condición de ciudadano y de persona humana; quien hablaba con él sabía que estaba hablando con una persona seria, confiable, honorable, puntual, correcta e incapaz de mentir o faltar a la palabra empeñada.

Leer también: Nota Especial | Vida del Dr. José Gregorio Hernández giró entorno a la «Religiosidad, Espiritualidad y Misticismo»

Todos estos valores son esenciales en la construcción de un nuevo país; sin embargo, se ha visto «la traición de los mejores», como diría Mario Briceño Iragorry, para señalar el mal ejemplo que dan los que están más visibles en la sociedad; se premia al ignorante, al «vivo» o al pícaro. Se designan personas que no reúnen las competencias para una responsabilidad, sino que es simplemente por mera amistad, partidismo o adulancia. Hoy en día, la palabra nada vale, en particular la de los que están llamados a honrarla, por sus responsabilidades colectivas.

En fin, la nueva institucionalidad venezolana debe ser construida sobre la base de la confianza, la veracidad, la honestidad y la responsabilidad; la rendición de cuentas y la transparencia, virtudes todas que eran sustantivas a la personalidad de José Gregorio Hernández, deben ser el modelo a seguir en la sociedad.

Devoción por el «Médico de los Pobres» se encuetra esparcida en toda Venezuela

Agelvis Villalonga L.