Inicio Entretenimiento Niños retomaron las calles de Barquisimeto con cautela por el Covid-19

Niños retomaron las calles de Barquisimeto con cautela por el Covid-19

En varias zonas de Barquisimeto los niños con patines, patinetas y hasta en bicicletas drenaban esa energía acumulada por tantos días de cuarentena,

No colmaron las calles este domingo por temor a un virus invisible y mortal

Luego de permanecer 43 días confinados en sus hogares, hoy domingo 26 de abril los niños y niñas en Venezuela pudieron salir a caminar por las calles y sentir el aire libre, como medida de flexibilización en la lucha contra el coronavirus.

En varias zonas de Barquisimeto se observaron padres y madres caminando con sus hijos menores de 14 años, quienes con patines, patinetas y hasta en bicicletas drenaban esa energía acumulada por tantos días de cuarentena, pudiendo disfrutar de algunas horas de los espacios que brinda la ciudad, bajo ciertas medidas y supervisión de sus representantes.  

Desde muy temprano en la mañana se escuchaba la algarabía y los gritos de algunos niños por los alrededores de la redoma “El Obelisco”, donde un parque solitario sentía la ausencia de quienes más disfrutan esos aparatos. “Es gratificante volver a compartir en familia fuera de las cuatro paredes de tu casa. Es muy emocionante ver nuevamente el sol”, soltó Hanny Roa, madre de dos niños que no dejaban de correr por los alrededores del monumento Ícono de Barquisimeto.

La pandemia ha sido un factor limitante, tanto para los niños como para los adultos, ante el temor de un posible contacto en la calle, y así lo corrobora esta joven madre que hoy respira junto a sus hijos los aires de la ciudad: “Somos seres humanos de costumbres, y estar afuera es como retomar una rutina pero con cierta precaución. Les advertí que no tocaran nada, pero es frustrante cuando días atrás uno llegaba a la casa de la calle y no podía abrazarlos”, nos narra Hanny Roa.

A pesar de la oportunidad que tienen de salir sin la necesidad de un permiso especial, los niños no colmaron las calles durante la mañana de este domingo, lo cual podría ser el reflejo del temor que todavía sienten padres y representantes ante un virus invisible y mortal.

Leer también: ¡Ahora hay más gente en la calle! Las mañanas en Barquisimeto no parecen de cuarentena

“Acá vamos rodando, esto se siente como la primera vez”, dijo un padre pedaleando emocionado, acompañando a su hijo en bicicleta por las calles de la ciudad crepuscular.

Pero no todo fue emoción y diversión. En la esquina del “Parque Ayacucho” observamos a un padre con sus 4 hijos mirando triste al horizonte, e impotente al no poder ingresar a este emblemático lugar que permanecía cerrado: “Me tengo que regresar a mi casa, no los voy a tener a la deriva en la calle, la idea es que ellos se pudieran recrear y todo está cerrado”, comentó resignado Roger Gimenez, quien tuvo que regresar a su hogar con los cuatro niños para volver al encierro.

Consultamos la opinión de la psicóloga María Alejandra Ruiz sobre las ventajas que pueden tener los niños al salir a caminar, luego de un extenso confinamiento voluntario en la casa: “Tu atención puede desarrollarse a través de los estímulos sensoriales que te deja observar los colores, sentir la brisa y todo lo que te puede dejar el contacto con la naturaleza”, explicaba Ruiz.  

Concepto: “La estimulación cognitiva es un conjunto de técnicas y estrategias que tienen como objetivo la mejora del rendimiento y eficacia en el funcionamiento de capacidades cognitivas como la memoria, la atención o la percepción, entre otras”.

La especialista explicó en que ayuda la estimulación cognitiva en esta flexibilización y salida de los niños en medio de la pandemia: “La estimulación cognitiva nos ayudará a redefinir nuevas emociones en la dinámica familiar. Debemos mantenernos en el presente, saber que lo que hagamos hoy puede impactar en mañana”, cerró la especialista.

Recomendaciones:

1.- Disfrutar al máximo sin pensar en planes al futuro

2.- Conectarse con la naturaleza para aprovechar y activar la salud psico físico emocional

3.- Orientar a los niños a concentrarse en el presente

4.- Ir con un itinerario específico

No colmaron las calles este domingo por temor a un virus invisible y mortal