Inicio Destacadas Migración Colombiana anuncia cambios para el ingreso de venezolanos

Migración Colombiana anuncia cambios para el ingreso de venezolanos

El gobierno colombiano inició la reubicación de los puestos de control en el puente Tienditas, que comunica el departamento de Norte de Santander con el estado Táchira, en Venezuela, para hacer más fácil y rápido el paso de venezolanos que cruzan la frontera por bienes y servicios.

Los ciudadanos que usan a diario estas infraestructuras vieron con gran expectativa la nueva medida que entró en vigor este jueves.

«La flexibilización del tránsito fronterizo es un paso más hacia la normalización de la frontera colombo–venezolana implementada por el Gobierno del presidente Gustavo Petro», dijo el director de Migración Colombia, Carlos Fernando García.

El pasado 26 de septiembre Colombia y Venezuela reabrieron su frontera en común, que estuvo cerrada durante siete años, y en la que ya se ven avances lentos hacia el restablecimiento comercial y diplomático total entre ambos países.

Sin embargo, aún no se ha habilitado, por ejemplo, el tránsito de vehículos de transporte público ni particulares, ni tampoco se ha habilitado el puente de Tienditas, el más amplio de todos los pasos fronterizos.

«Poco a poco estamos transitando sin tantos requisitos, poco a poco estamos volviendo como hace años atrás. Me siento libre caminando por el puente», dijo a EFE Andrés Oliveros, un venezolano que cruza tres veces por semana por el puente Simón Bolívar para comprar alimentos.

Para quienes a diario usan los puentes internacionales, la medida alivia y agiliza el tránsito por estos lugares porque sin los funcionarios en la mitad del puente ya no hay filas que obliguen a los venezolanos o colombianos a estar varios minutos bajo el sol o la lluvia mientras realizan el proceso de identificación para ingresar a uno u otro país.

Leer También: Unos 339 millones de personas necesitarán ayuda humanitaria en 2023

«¿Para dónde se fueron?, ya podemos caminar mejor, ojalá no regresen», aseguró Carmen Bolívar, quien cruza todos los días de la localidad venezolana de San Antonio del Táchira a la colombiana de Cúcuta para trabajar.

«Por fin se rompieron las cadenas, somos libres otra vez, podemos pasar sin tanta cosa», manifestó a EFE, por su parte, Arturo Molina, quien estaba pasando porque se dirigía a un tratamiento médico por el cual debe ir a Cúcuta cada dos días.

Con Información de: El Informador

Salir de la versión móvil