Más de 280 muertos y cientos de heridos en un accidente de tren en India

Al menos 288 personas murieron y más de 850 resultaron heridas en una colisión entre tres trenes en el este de India, dijeron las autoridades el sábado, en la peor catástrofe ferroviaria del país en más de 20 años.

Reporteros de la AFP en el lugar de la tragedia cerca de Balasore, en el estado de Odisha (este), observaron compartimentos de tren destrozados, con trozos de metal retorcidos y manchados de sangre.

Algunos vagones quedaron completamente volteados y los equipos de rescate buscaban supervivientes atrapados entre los restos de los vehículos, mientras decenas de cuerpos yacían junto a las vías cubiertos por sábanas blancas, según reseña Efe.

La salida del sol el sábado permitió a los equipos de rescate comprobar la magnitud de la tragedia. El responsable de bomberos de Odisha, Sudhanshu Sarangi, dijo que el balance era de 288 muertos, pero que podía aumentar hasta 380. “Las labores de rescate continúan”, aseguró desde el lugar de la tragedia.

Los accidentes ferroviarios no son inusuales en India, que cuenta con una de las mayores redes ferroviarias del mundo. El país ha vivido varios siniestros de este tipo en el pasado, pero esta catástrofe se considera la más mortífera desde los años 1990.

El secretario en jefe del estado de Odisha, Pradeep Jena, confirmó además que “unos 850 heridos fueron enviados a hospitales” tras el suceso ocurrido a unos 200 kilómetros de la capital del estado, Bhubaneswar.

El desastre fue provocado por el descarrilamiento de un tren expreso que iba de Bengaluru hacia Calcuta, en el noreste, y que cayó a la vía adyacente en dirección sur.

Minutos después, el Coromandal Express, que iba de Calcuta a Chennai, se estrelló contra los escombros. Algunos de sus vagones colisionaron también con un tren de mercancías estacionado en las inmediaciones.

Un sobreviviente afirmó a los reporteros locales que estaba durmiendo cuando ocurrió el accidente, y que despertó atrapado entre una decena de pasajeros. Consiguió salir del convoy arrastrándose, con heridas en el cuello y el brazo.

Otra cadena de televisión mostró imágenes gráficas de un vagón volcado y de personas que trataban de sacar a las víctimas.

“La gente estaba gritando, pidiendo ayuda”, contó Arjun Das, un superviviente, a la televisión local. “Había heridos tirados por todas partes, dentro de los vagones y sobre las vías. Quiero olvidar las escenas”, añadió.

Ante la elevada cantidad de afectados, los heridos eran trasladados tanto en ambulancias como en autobuses hacia cualquier hospital que dispusiera de espacio.

Hospitales abarrotados

“Preparamos a todos los grandes hospitales públicos y privados desde el sitio del accidente hasta la capital del estado para atender a los heridos”, subrayó SK Panda, portavoz de las autoridades del estado de Odisha.

Agregó que “75 ambulancias” fueron enviadas al lugar y que también se desplegaron “muchos autobuses” para transportar a la vez a los pasajeros heridos.

El primer ministro indio, Narendra Modi, se trasladó en helicóptero el sábado a la zona del accidente y tenía previsto más tarde visitar a pasajeros ingresados en hospitales de Balasore.

“En esta hora de dolor, mis pensamientos están con las familias que perdieron a seres queridos. Que los heridos se recuperen pronto”, dijo Modi en Twitter.

El mandatario afirmó haber hablado con el ministro de Ferrocarriles, Ashwini Vaishnaw, para “estudiar la situación”.

Este aseguró que se dirigía al lugar del siniestro y que se habían movilizado equipos de rescate, incluidas la Fuerza Nacional de Respuesta a Desastres y la fuerza aérea.

A pesar de este incidente, la seguridad ferroviaria había mejorado significativamente en el país en años recientes gracias a inversiones masivas y actualizaciones tecnológicas.

El accidente ferroviario más mortífero del país se remonta al 6 de junio de 1981 en el estado de Bihar (este), donde siete vagones de un tren se precipitaron desde un puente hasta un río causando entre 800 y 1.000 muertos.

Más recientemente, el 20 de noviembre de 2016, un tren con 2.000 pasajeros se descarriló en el estado de Uttar Pradesh (norte) mientras la mayoría dormía, causando 146 muertos y 180 heridos.

En este siglo, India ha tenido 13 accidentes de tren con más de 50 víctimas, tres de ellos fruto de atentados.

Con información de Efe y RT