Los trabajadores de Corpoelec denunciaron desmantelamiento y destrucción de la institución

Igualmente piden al Ejecutivo estabilidad laboral, sueldos dignos y seguro médico

A través de una comunicación de prensa, los trabajadores de Corpoelec hicieron un llamado al Ejecutivo Nacional, y especialmente al nuevo ministro del Trabajo, José Ramón Rivero para que le ponga el ojo a la empresa eléctrica la cual está siendo desmantelada y destruida, al igual que a sus trabajadores.

No pueden haber trabajadores de primera y de segunda dentro de un estado todos somos iguales, por eso solicitan ser escuchados y tomados en cuenta tal como ocurrió con los trabajadores de Lácteos Los Andes a quienes les escucharon sus denuncias, declaró este martes, el secretario de Reclamos del Sindicato de Trabajadores del sector eléctrico de Lara, Alberto Perozo.

“Los trabajadores tenemos derecho a resistir y disentir” argumentó el líder sindical, quien solicitó al Ejecutivo nacional soluciones concretas como serían inversión en insumos, y el mejoramiento de las condiciones laborales “actualmente eliminadas lo que ha ocasionado una deserción laboral sin precedentes en la historia de esta empresa”.

Leer También: Guaidó y el G4 proponen a Maduro una «cumbre» en México y esta fue la respuesta del gobierno

Expresó que en cualquier parte del mundo, trabajar en el sistema eléctrico es sinónimo de buen empleo y de estabilidad laboral, en nuestro país lamentablemente somos la excepción, actualmente los trabajadores del sector eléctrico no tienen estabilidad laboral, sin sueldo, sin seguro de atención médica, sin prestaciones sociales, producto de políticas inadecuadas y divisorias que generan desconfianza en la diezmada masa laboral.

Denunció que el abandono de la masa laboral de Corpoelec fue abandonada, actualmente se encuentran en condiciones de indigencia violando derechos fundamentales, como son los anuncios presidenciales y las instrucciones giradas desde el Ejecutivo Nacional sobre firmas de contratos, pero todo eso se ha convertido en letra muerta.

Perozo hizo un llamado en nombre de todos los trabajadores, al recién designado ministro del trabajo, a retomar las discusiones de cláusulas de la contratación colectiva, manifestando que las mismas en su mayoría fueron aprobadas en mesa pero que nunca fueron activadas en beneficio del trabajador.