Los 12 deseos de fin de año serán con mandarinas en muchas familias venezolanas

 Las uvas y la tradición de los 12 deseos pedidos con la fruta cada fin de año, se ven en peligro debido a los altos costos de la misma.

Un kilo de uvas nacionales es vendido hasta en Bs.S 6.000. Así lo constató el equipo de ÚN durante un recorrido por mercados de Caracas.

En el Mercado Municipal de Quinta Crespo, en la parroquia San Juan, los vendedores ofrecen uvas nacionales por un costo de Bs.S 5.000 el kilo, entre tanto en el de Guaicaipuro, ubicado en la avenida Andrés Bello, las ofrecen hasta en 6.000 bolívares, al igual que los vendedores informales ubicados a lo largo de la avenida.

Asimismo, al oeste capitalino, dentro del Mercado Municipal de Catia, parroquia Sucre, las uvas tienen un costo de Bs.S 5.500, mientras que puertas afuera de éste son vendidas en Bs.S 6.000.

El señor Miguel Rivera, comerciante informal de la Av. Andrés Bello, ofrece el kilo de uvas en 6.000 bolívares y las mandarinas en Bs.S 300.

Con relación a los costos, explicó que “la razón de que lo manejemos de esta manera es porque llegaron también caras a diferencia de la mandarina que sí está mucho más barata, pero ahorita la demanda es por las uvas”.

Igualmente, José Ignacio López, vendedor en Catia, indicó que “hasta ahora no he vendido casi nada, pero yo sé que para el 31 las habré vendido todas”.

Por otro lado, la cadena de supermercados Central Madeirense está vendiendo el kilo de  la fruta de los deseos  de Año Nuevo en Bs.S 2.632 el kilo, en la sucursal ubicada en la Esquina de San Luis, de la parroquia San José.

Alternativa. Debido al elevado precio del fruto de la vid_este 2018, varios venezolanos han decidido abstenerse de comprarla e incluso reemplazarla por las mandarinas.

La razón de que sea esta fruta en específico es que la hay en abundancia esta temporada y se consigue en hasta en Bs.S 350.

En la Avenida Panteón, venden 2 kilos de mandarinas por Bs.S 500, mientras que en la Baralt, debajo de Puente Llaguno, el kilo está en Bs.S 200.

Por su parte, la señora Waiquiria Torres se confesó entristecida por no poder contar con la referida fruta en su mesa este año.

“Es un poco deprimente, pero en mi casa este fin de año no compraremos uvas, no tenemos dinero para eso”, dijo.

“Tal vez para el año que viene las cosas mejoren y podamos retomar la tradición, por lo pronto pediremos nuestros deseos con otra cosa”, añadió esperanzada.

Similar es lo que ocurre con la familia Lobo donde la señora Margarita, cabeza de la misma, manifestó: “Nosotros pediremos nuestros deseos con mandarinas, son más baratas y también son de la temporada; con esta situación tenemos que modificar un poco la tradición, pero no perderla”.

Origen de los deseos con uvas

La tradición de pedir 12 deseos comiendo 12 uvas con las 12 campanadas de la media noche del 31 de diciembre, es la forma en la que millones de personas le dan la bienvenida al Año Nuevo deseando tener 12 mesesde buena suerte y prosperidad.

Existen dos teorías sobre ésta: la primera señala que la costumbre fue adoptada por los países latinoamericanos de las clases burguesas de Francia y España en el siglo XIX, quienes celebraban la Nochevieja comiendo uvas y bebiendo vino.

Mientras que la segunda, explica que en el año 1909, se produjo un excedente en la cosecha de la vid en la región española de Alicante, por lo que los habitantes del lugar tomaron las frutas durante los últimos segundos del año.

Últimas Noticias

Lo mas reciente

Edit Template