Inicio Destacadas La tienda que genera largas colas en Caracas y desata la polémica...

La tienda que genera largas colas en Caracas y desata la polémica en redes sociales

La aparición de este establecimiento es incomprensible para una parte de la población, aunque hay quienes la observan como reflejo del fin de la crisis.

Desde su inauguración, realizada la semana pasada, una tienda ha desatado la polémica en torno al tema económico. Se trata de un comercio ubicado en el casco histórico de la capital venezolana, donde se forman largas filas de compradores afanados por entrar a revisar la mercancía.

Se llama «Amazon Depot» y los clientes están dispuestos a pasar hasta dos horas para entrar, mientras esperan a la intemperie. Lo llamativo de la tienda, según coinciden varias de las personas que hacen la fila, es que nadie tiene idea de los productos que se venden.

«¿Lo quieres? Encuéntralo», dice un anunció ubicado en la entrada. Así, los potenciales compradores hacen largas colas, esperanzados por hallar algún artículo que les llame la atención y les sea útil.

El concepto de la tienda es que las personas entren a revisar cajas de productos que nunca fueron retirados de los almacenes centrales de Amazon en EE.UU. y que los dueños de este comercio importan a Caracas.

Leer También: Un hombre fue asesinado por un indigente para quitarle los zapatos

Xiomara Giménez, una de las compradoras, comenta que duró más de una hora «jurungando», una palabra que en el argot venezolano quiere decir «hurgar». A ella le pareció una buena opción porque pudo adquirir artículos de marcas reconocidas a precios accesibles. En su caso, dijo, consiguió tres jeans de marca que le costaron 15 dólares cada uno.

«Yo venía pasando y vi el aviso de la tienda que decía Amazon, me llamó la atención e hice la cola. Me tocó esperar un buen rato. Cuando estás dentro, consigues productos de todo tipo, sobre todo eléctricos, y todo vale entre 5 y 20 dólares. Hay juguetes para niños, cosas para bebés, comida para mascotas, luces para Navidad, ropa, trajes de baño, pantalones, blusas, vestidos, ropa íntima», comenta Giménez, que recordó que años antes de la crisis económica, existían tiendas en el país que vendían bajo esta modalidad.

La aparición de este local en Caracas ha generado polémica y diversos comentarios en redes sociales en torno a la nueva dinámica económica en Venezuela, que muestra sus extremos: uno en el que la mayoría de la población continúa sorteando las adversidades financieras y otro que, en menor medida, tiene la posibilidad de hacer compras de este tipo, que pudieran considerarse de consumo suntuario.

Salir de la versión móvil