La gaita que nació en una servilleta, busca el récord Guinness (+Video)

Maracaibo.- Era 1965. Jairo Gil tenía 17 años y en una servilleta en el restaurante del antiguo Hotel Veroes, en Caracas, escribió una gaita que, entonces, no imaginó que trascendiera por más de cinco décadas, que se convirtiera en la letra más sublime para homenajear a la Chinita y que sería la protagonista para alcanzar un récord Guinness.

Era noviembre, faltaban pocos días para el 18, Día de la Virgen de Chiquinquirá, cuando Gil le pidió a Renato Aguirre que se vieran en el restaurante del hotel, que tenía en mente una letra y quería que le pusiera música. Ambos tenían -entonces- dos años componiendo para los Cardenales del Éxito.

“Jairo Gil fue a mi habitación y me dijo: ‘Tengo en la cabeza un tema que voy a vaciar de una vez’. Me dijo que era un tema para la Virgen. Bajamos al restaurante del hotel y en una servilleta empezó a escribir los estribillos y los versos”, contó Aguirre, hermano del “monumental” Ricardo Aguirre.

“Me mostró el tema: ‘Mi corazón es un templo / donde la Virgen se adora’. Cuando terminé de leer la letra completa, ya esa gaita tenía música”, agregó Renato Aguirre, conocido como el “Poeta diamantino”, por sus letras que retratan su amor mariano y el fervor a la Chinita.

En ese momento no tenían cómo grabar el tema para no olvidar la melodía de la gaita, que rinde homenaje a la patrona de los zulianos y trata sobre el amor que le tienen sus fieles creyentes.

“Afortunadamente, llegó Ricardo, que tocaba piano. Le dije: ‘Ricardo se me va a olvidar la música, apréndetela porque se me va a olvidar’. Él era siete años mayor que yo. Jairo y yo nos fuimos a descansar, y Ricardo practicó la música en el piano del restaurante y se la grabó. Cuando llegamos a Maracaibo, la recordó con el piano de Sonográfica del Zulia, donde se hizo la grabación”, dijo Aguirre, autor del exitoso tema La Elegida, que relata la historia de la aparición de la Virgen.

Para entonces, se consideraban novatos y desconocían la joya que compusieron. “Nosotros lo que estábamos era impresionados con Caracas. Era la primera vez que íbamos. Nos sorprendió ver aquella ciudad tan grande, porque Maracaibo era una ciudad puerto muy importante, pero con categoría de provincia”.

Gil y Aguirre la llamaban entre ellos “la caraqueña”. Aunque se compuso en 1965, no se grabó hasta 1966. Fue la voz de Ricardo Aguirre quien inmortalizó la letra de Reina Morena, una poesía acompañada de cuatro, furro y tambora.

“Ricardo se aprendió el tema enseguida, pero hasta la temporada siguiente no se grabó. Ese estilo de gaita solo lo manejaba Ricardo en los Cardenales, aunque había otros solistas como José Tineo, Germán Ávila y Chucho Villalobos”.

En la plazoleta de la Basílica, frente a la Virgen de Chiquinquirá, tocaron en noviembre de 1966, por primera vez, Reina Morena: Mi corazón es un templo / donde una virgen se adora / mi pecho más la atesora / si lejos de ella me encuentro.

“Esto es para la Virgen y el debut tiene que ser allá”, les exigió Jairo Gil a sus compañeros, conocido como el “Poeta de la Virgen” y quien falleció en 2019.

56 años después de su estreno, Reina Morena sonará durante 5 minutos en la plazoleta de la Basílica y frente a la Virgen. Pero esta vez, será interpretada, el 8 de noviembre, por 400 gaiteros que buscan alcanzar el Guinness World Record, como la banda folclórica venezolana más grande del mundo.

“Para aspirar al récord queríamos una gaita que fuese interpretada por el monumental Ricardo Aguirre en homenaje a todos los gaiteros y que sirviera también de homenaje para la Virgen, porque este año se celebran 80 años de su coronación”, explicó el director del Instituto Municipal de la Gaita y uno de los organizadores del evento, Endri Méndez.

La participación de Renato Aguirre se resumirá en figurar como compositor de la pieza. Prefiere ver el evento por televisión, aunque su corazón estará con la Chinita y los gaiteros en la plazoleta.

Lo que más le conmueve es que la elección de Reina Morena es un homenaje para la memoria de Jairo Gil, de su hermano y de cada uno de los que integraron la agrupación Cardenales del Éxito en la década del 60, cuando unos muchachos -como se llaman- componían gaitas sin pensar que serían grandes figuras del folclore zuliano.

El Pitazo

Lo mas reciente

Edit Template