Consecomercio: «La crisis económica es una amenaza, y la covid-19 es otra»

La crisis económica es una amenaza, y la covid-19 es otra amenaza, considera Capozzolo. Por eso el 14 de mayo debe haber cambios.

Gel, tapabocas y guantes son artículos que están y estarán presentes en la actividad comercial, explica Felipe Capozzolo, presidente de Consecomercio. Sugiere que los restaurantes abran todos los mediodías, las peluquerías en las tardes y las ventas de repuestos en las mañanas

Con el agua al cuello el comercio venezolano resiste hasta el 13 de mayo la decisión de mantener las santamarías abajo por la covid-19, pero con la esperanza de reabrir el 14 de mayo. Felipe Capozzolo, presidente de Consecomercio, pidió a las autoridades que a partir del 14 de mayo se permita la apertura formal de comercios.

Informalmente algunos están abriendo “por supervivencia”, subraya Capozzolo, quien presentó propuestas al ejecutivo y todavía no ha recibido respuesta. El comercio es pueblo en Venezuela, afirma, por lo que actuar por la actividad comercial es actuar por la población.

Ya algunos locales cambiaron de ramo en zonas como el bulevar de Sabana Grande, y pasaron de vender ropa a vender comida. En otras zonas, como la avenida Baralt, las tiendas abren hasta el mediodía. Cada quien se ha ajustado para mantener sus actividades. Hace ya varias semanas que peluqueras comenzaron a ofrecer servicios previa cita.

“Hemos trabajado en protocolos de seguridad para que la apertura sea segura” y por sectores a partir del 14 si las autoridades lo avalan, indicó Capozzolo.

Las camaras regionales de comercio han trabajado en protocolos comunes para sus afiliados, y ya cada empresa sabe qué debe hacer para proteger a clientes y trabajadores.

Consecomercio ya tiene medidas para, si las autoridades lo avalan, facilitar el retorno comercial. Barreras en comercios, control de usuarios en las ventas por mostrador, limitación del número de usuarios en restaurantes, mascarillas, gel desinfectante, guantes son algunos puntos de esos protocolos.

No obstante, Capozzolo advierte que un comercio que deba hacer una reforma profunda y venga de la cuarentena es candidato a no volver a abrir.

Estamos desesperados por volver full time, pero creemos que se pueden organizar horarios diferenciados, expone. En las mañanas se pueden abrir empresas de repuestos y maquinaria, y en la tarde darle oportunidad a otro tipo de comercios, como las peluquerías y las barberías. Todos los mediodías debe permitirse el trabajo de los restaurantes, con todas las medidas, ejemplifica. La idea es que sea paulatino y que se haga la evaluación.

La crisis económica es una amenaza, y la covid-19 es otra amenaza, considera Capozzolo. Por eso el 14 de mayo debe haber cambios.

Contrapunto