Los privados de libertad del Eje de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), ubicado en la Av. 20 con Calles 33 y 34 de Barquisimeto, iniciaron este miércoles santo una huelga de hambre donde también varios de ellos se autoflagelaron en señal de protesta al negarse a que se lleve a cabo la requisa correspondiente.

«A las 12 del mediodía los privados de libertad iniciaron una huelga de hambre. Abrieron un boquete de calabozo a calabozo, ellos no quieren ceder, hay unos que están cortados pero no quieren ceder«, manifestó una de las familias de los privados de libertad, que sirvió como mediadora con los custodios.

«Nos dejaron ver las cámaras, los muchachos atravesaron colchones y solamente pidieron agua, la huelga es porque ellos no quieren la requisa«, indicó la vocera de los privados de libertad en el (CICPC), ante el lamento de varias mujeres que lloraban al saber lo que estaba sucediendo con sus seres queridos en los calabozos internos.

Un sujeto que estaba a pocos metros del cordón de seguridad, informó que aproximadamente hay 125 detenidos en la sede del (CICPC) en el centro de Barquisimeto, según les han dicho los familiares que tienen detenidos en el Eje de Homicidios y además añadió que los calabozos tienen capacidad para un total de 80 personas.

«Nuestros hijos se están muriendo, están mal de salud y no los sacan. Ellos también tienen familia, nosotros queremos una respuesta por el amor de Dios. ¿Será que no tienen madre y padre?«, expresó muy desesperada la Sra. Arcadia Toledo, quien a los pocos segundos de su declaración cayó el piso a causa de un desmayo.

Finalmente, la mayoría de los familiares de los ciudadanos privados de libertad informaron que el problema que persiste en estos calabozos es el retardo procesal y dejan a los detenidos por meses, e incluso años.

Daniel Oviedo / Noticias Barquisimeto