Falleció en Estados Unidos Monseñor Tulio Manuel Chirivella (+ Comunicado)

La Arquidiócesis de Barquisimeto, el Administrador Apostólico Monseñor Víctor
Hugo Basabe, el Clero de Barquisimeto y todos los fieles que caminan en esta
Iglesia particular, se unen en oración y duelo ante el sensible fallecimiento de
Monseñor Tulio Manuel Chirivella, arzobispo emérito de nuestra Arquidiócesis,
hecho ocurrido el 10 de abril de 2021, vísperas del Domingo de la Divina
Misericordia, en Miami, Estados Unidos, donde residía junto a su familia desde hace
algunos años, siendo atendido allí en su enfermedad además de los cuidados
propios de su avanzada edad.

Monseñor Tulio Manuel Chirivella Varela nació 14 de noviembre de 1932, en
Aguirre, estado Carabobo. Recibió la ordenación sacerdotal el 11 de noviembre de
1956.

El Papa Pablo VI lo designó Obispo de Margarita el 5 de abril 1974, siendo su
ordenación episcopal el 09 de junio del mismo año.

El 18 de octubre de 1982 fue nombrado Arzobispo de la Arquidiócesis de
Barquisimeto, sucesor de Monseñor Críspulo Benítez Fontúrvel. Siendo su lema episcopal «Me gastaré y me desgastare por Cristo», así supo ser padre y pastor para la iglesia confiada a su ministerio. A lo largo de su vida ocupó cargos de responsabilidad dentro de la Iglesia, entre ellos, canciller en la Diócesis de Valencia, director del Liceo Monseñor Beller,
consultor diocesano, asesor del Movimiento Estudiantil Cristiano, secretario de comunicación social para los organismos de masas, defensor del vínculo, juez
adjunto del Tribunal Eclesiástico, vicario capitular y vicario general.

El 15 de junio de 1999, su Santidad Juan Pablo II lo designó Administrador
Apostólico de la Arquidiócesis de Maracaibo, tomando posesión el 28 de junio de
1999 hasta el 2001. Fue vicepresidente de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) en los períodos 1987-1990 y 1990-1993, y presidente de la Comisión Episcopal de Vocaciones y
Ministerios. También presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV)
desde julio de 1996 hasta julio de 1999.
El 22 de diciembre de 2007 fue aceptada su renuncia como Arzobispo de
Barquisimeto por motivos de edad, por el Papa Benedicto XVI, siendo su sucesor
para Barquisimeto Monseñor Antonio José López Castillo.

Como Iglesia barquisimetana agradecemos a Dios la vida gastada y desgastada de
Monseñor Chirivella a toda la Iglesia en Venezuela, en especial a nuestra
Arquidiócesis, donde por 25 años nos acompañó como arzobispo, impulsando la
vivencia del reino de Dios, el crecimiento y formación en la fe de nuestro pueblo,
formando y ordenando sacerdotes para nuestra Iglesia, acercándose a las más
diversas realidades sociales de la Arquidiócesis, siendo para todos un padre, signo y presencia de Dios entre sus hijos.
Pedimos a Dios por su descanso eterno e invitamos a todas nuestras parroquias,
vicarías y feligresía en general a elevar oraciones y celebrar la eucaristía por quien
en vida fue pastor de este rebaño y que la semilla de bien que sembró entre nosotros
pueda fructificar y permanecer por generaciones. QEPD.

En Barquisimeto, a los 11 días del mes de abril del año dos mil veintiuno.