Inicio Economía “Existen dos Venezuela muy difíciles de explicar”: Economista Liliana Ferreira

“Existen dos Venezuela muy difíciles de explicar”: Economista Liliana Ferreira

“Cuando tú pierdes la confianza en la moneda se crea la expectativa permanente de que los precios seguirán subiendo, y como todos los vendedores o prestadores de servicio tienen esa perspectiva, siguen subiendo los precios. Hay que romper esa cadena de desconfianza en la moneda, afirmó la economista y docente universitaria (LF) en entrevista con el periodista José Israel González (JIG)

JIG: Cuando la gente habla de inflación y escucha paralelamente el termino “hiperinflación”, pareciera que una es normal y la otra totalmente drástica ¿Cuál es la diferencia?

LF: Bueno, si tú evalúas a una persona podrías decir: “Tal persona, esta un poco pasada de peso para lo que debería estar”, eso es inflación. Ahora, hiperinflación es cuando ya caes en obesidad, es decir, el problema de peso superó a lo que puede soportar tus huesos, tu cuerpo, y empieza a fallar tu sistema. Lo mismo pasa con los sistemas económicos, es tolerable cierto nivele de inflación y de hecho, tienes que hacerlo porque quieres que en la economía haya empleo y el empleo genere trafico de dinero (de una mano a otra). Esa velocidad de circulación genera un aumento de los precios y la gente puede hacer frente a esas variaciones pequeñas, es decir, es tolerable porque las compañías lo absorben con producción, los salarios mejoran, pero cuando llega al nivel donde esta Venezuela el sistema colapsa. Los billetes ya no te sirven para pagar lo que vas a comprar, empieza a fallar el sistema de ahorro y a su vez vas perdiendo la capacidad de poder invertir a futuro y de poder ofrecer bienes y servicios. Es decir, solo hace que el sistema empeore.

JIG: Ahora, partiendo del ejemplo grafico que nos acaba de dar, hay gente que cree que estar “gordito” es sinónimo de salud, pero en el caso de inflación es sinónimo de que las cosas están mal ¿Cuáles son las causas? ¿Qué lo genera?

LF: No todas las hiperinflaciones ocurren por la misma causa, en el caso venezolano es el producto de mantener mas dinero circulando que la capacidad económica de absorberlo. Si tú tienes en una economía cuatro manzanas, de la cuales cada una vale cien bolívares, tú tienes cuatrocientos bolívares circulando para comprar esas cuatro manzanas; si abruptamente lanzas mil bolívares mas al mercado se sigue teniendo las cuatro manzanas. No puedes presionar al árbol para que te de manzanas nuevas, entonces los mil billetes que lanzaste de golpe se van a repartir en esas cuatro manzanas. Es decir, antes valía cien cada una y ahora doscientos cincuenta bolívares cada una, porque tienes un numero restringido de bienes y cada vez mas moneda, eso fue lo que pasó en Venezuela entre el 2006 al 2013, que hubo el mayor lanzamiento de dinero a la economía. En 2008 llegamos a una cifra absurda de consumo en Venezuela. Hay algo que se llama “la propensión marginal a consumir”, eso significa cuanto de tu dinero te gastas. En todo los países esa cifra va entre cero y uno, en la Venezuela del 2008 llegamos a consumir 1.20 de cada bolívar que ganábamos. Entonces, es como dice una frase económica que me gusta mucho “no hay almuerzo gratis”, ese 20% de más terminamos pagándolo en años posteriores. Ahora, ¿por qué? En esa época el gobierno incentivó mucho el consumo, había dólares preferenciales, casi todos tenían una tarjeta de crédito sin importar el dinero en la cuenta. En ese momento fue la fiesta del consumo, ahora llego la cuenta.

JIG: Ahora, cuando te refieres a que en ese entonces se lanzó un circulante de mas a la calle, mucha gente pudiera decir “¿Cuál circulante si no hay dinero efectivo?”

LF: Parte de la ausencia de dinero físico es causante de esa emisión de dinero, porque si yo aumento los sueldos por decreto automáticamente estoy diciendo que ahora hay más dinero que antes no había. Cuando pasas a tener una mayor cantidad de dinero en la cuenta que cuando quieres traducirlo a dinero físico no puedes, tienes un déficit de piezas monetarias. Si yo aumento tu capacidad de crédito en las tarjetas, estoy aumentando tu capacidad de comprar, técnicamente eso se convierte en dinero físico en algún momento, vuelve hacer una pieza monetaria que no hay y ahí es donde esta el déficit, y si quieres saber de cuanto es el déficit ves cuanto esta la gente dispuesta a pagar por esa pieza monetaria.

JIG: ¿Algún referente de hiperinflación que vivimos los venezolanos en otro país?

LF: En tiempos lejanos, después de la firma del tratado de “Versalles”, Alemania se enfrentó a unos niveles de inflación parecidos, pero bien, hay que ver las razones. Alemania venia de la primera guerra mundial  y con toda la cuenta de esa guerra. Nosotros tenemos todo eso sin ir a la guerra y sin cuentas de guerra. También está el caso de Zimbabue, sin embargo, la hiperinflación en Venezuela está por convertirse en la mas larga, porque si algo tienen las hiperinflaciones es que duran muy corto tiempo debido a que los gobiernos actúan de inmediato. En América latina esta el caso de inflación como el de Ecuador (que terminó dolarizada) y Perú.

JIG: ¿Qué hacer para salir de esto?

LF: El tema es que cuando tú pierdes la confianza en la moneda se crea la expectativa permanente de que los precios seguirán subiendo, y como todos los vendedores o prestadores de servicio tienen esa perspectiva, siguen subiendo los precios. Hay que romper esa cadena de desconfianza en la moneda, por eso en la mayoría de los países que han atravesado por la inflación o la hiperinflación como nosotros, lo primero que hacen es desaparecer la moneda, aunque las reservas sean las mismas se le da otro nombre para poder romper psicológicamente con ese enganche.

JIG: Me está hablando del tema de la reconversión y dado que vienen nuevas denominaciones y van a quitarle cinco ceros a la moneda. ¿Qué efecto puede tener eso?

LF: La reconversión es una cosa y el cambiar la moneda es otra. En este caso y esta última medida del gobierno intenta ambas, quitando ceros y sacando el “Petro”, que es una criptomoneda con características algo diferente a las demás, ya de por si las criptomonedas son volátiles y riesgosas. El “Petro” no tiene las cualidades para resistir la economía venezolana, eso es mas bien un intento de usar las reservas petroleras como un soporte de la economía venezolana.

JIG: Es válido porque si tienes una reserva de petróleo para 300 años y la tienes aquí en el país, de algo tiene que servir.

LF: Si, fue una propuesta de Chávez en su momento para cambiar las reservas de dólares en petrolero (que es materia prima), y servían para canjear por bienes u otros. Yo creo que lo que intentaron hacer con el “Petro” fue darle un nombre a esa reserva de petrolero, pero no usaron la estrategias adecuada porque el tema confianza es clave en economía y relevante. Tienes que poder confiar que la moneda es estable y las criptomonedas no son estables, ni siquiera la mejor.

JIG: ¿Hasta que punto suprimiendo el control de cambio las cosas pueden mejorar?

LF: El hecho de haber derogado la Ley de Ilícitos Cambiarios es una ventaja para la economía, mas allá de que no se haya liberado todavía el tipo de cambio, porque permite a la persona establecer una unidad de cuenta estable para referenciar sus precios, entonces, tu puedes hacer varias transacciones en dólares directamente y sin penalización y eso debería detener la escalada de precios. La otra ventaja seria que si quieres intentar que las personas hagan transacciones en “criptomoneda”, tienes que dale una unidad de cuenta para poder legalizar las importaciones o legalizar las transacciones que se hagan en “criptomomenda”, en este caso volvemos al dólar otra vez.

 JIG: ¿Vamos hacia el control de cambio?

LF: Eso quisiera, pero no tengo esperanza en que del todo se elimine el control de cambio ¿Por qué? Bueno, Venezuela es un país que aun recibe la mayor parte de los ingresos por la exportación petrolera y esos dólares llegan al gobierno, y al gobierno le interesa que sus dólares valgan mas que el resto y que sus bolívares valgan mas que el resto, por eso yo no creo que haya liberación del todo pero si creo que puede ir progresivamente.

JIG: En este momento derogada la Ley de Ilícito Cambiarios, yo quiero comprar dólares ¿Puedo ir a una casa de cambio?

LF: Teóricamente a partir del 20 de agosto, debería ser así.

JIG: ¿Cuál va hacer el referencial?

LF: Supongo que van a terminar creando un sistema de bandas parecidas a las que existieron en el gobierno de Caldera, pero sincerando un poco mas. Si uno ve, Dólar Today no es un indicador real de transacciones, porque solo mide solo veinte o treinta casas de cambio en la frontera.

JIG: ¿Las remesas son las que están permitiendo este consumo que no se parece a un país en crisis?

LF: Si, hay dos Venezuela muy difíciles de explicar. Por un lado tu estas hablándole al mundo de que aquí hay una hiperinflación y condición crítica en el tema de poder adquisitivo, pero por otro lado es uno de los países mas baratos del mundo si tú lo comparas o «dolarizas».

NB