Estafa Inmobiliaria Conjunto Residencial “La Montañita”: La estafa múltiple que se expande hacia Miami

Castillo Sánchez detuvo la obra por la crisis económica del país en el 2016, pero se fue del país rumbo a los Estados Unidos.

Helena Tinjaca acudió desesperada a la redacción de Noticias Barquisimeto, para narrar la “tragedia” que le ha tocado vivir junto a su esposo, al ser víctimas de esta “presunta” estafa inmobiliaria ocurrida en Cabudare, Municipio Palavecino del estado Lara.

Leer más: Estafas Inmobiliarias: Chaguaramos Plaza un proyecto que nació “torcido”

La denunciante y su pareja sostenían una gran relación de amistad, a principios de la década pasada con el dueño de INVERSIONES DUNAMIS”, Daniel Enrique Castillo Sánchez, promotor de este proyecto habitacional.

Con su empresa llamada “Servicios Múltiples DC”, ejecutaban varios trabajos para Castillo Sánchez, incluso con la política del crédito, y en el 2014 fueron convencidos por el joven empresario de adquirir una vivienda en el “Conjunto Residencial La Montañita” de Cabudare, donde se iban a construir tres etapas de viviendas, las cuales debían ser entregadas a mediados del año 2016.

“Nosotros le compramos la vivienda a inversiones DUNAMIS, ellos tenían su oficina en el Centro Comercial Leonardo Da Vinci. En aquella época pagamos casi 30 mil Dólares por la vivienda”, señaló la joven Tinjaca en un encuentro exclusivo con el equipo de Noticias Barquisimeto.

Su casa estaba ocupada por otra persona

Además, explica que al momento de la venta y la construcción nunca tuvieron permiso de habitabilidad: “Por eso no podíamos ir a vivir a la casa. Algunas de la segunda etapa estuvieron listas, entre ellas la mía. Un día, después de almorzar, me provocó ir a ver la casa con mi esposo. Cuando llegamos, resulta que la vivienda se la habían dado a otra persona”, manifestó Tinjaca.

La mujer afectada indica que en ese momento le inquietada lo que acababa de ver. Llamó a Castillo Sánchez, y este le aseguró que “una persona estaba solicitando la vivienda inmediata”, por lo que le ofreció a su “amiga” en ese entonces que “le aceptara otra vivienda, pero en la tercera etapa”, a lo cual accedió.

Posteriormente, Helena inició un proceso de investigación y junto a otros compradores en la urbanización, detectó que “las viviendas estaban siendo vendidas en múltiples ocasiones a distintas personas”, pero nunca entregadas por parte de DUNAMIS.

De interés: El estado Lara como epicentro de “grandes estafas inmobiliarias”

Acusan a la justicia de no accionar

“Ya hay doce denuncias hacia Daniel Enrique Castillo Sánchez en el Ministerio Público. También hay denuncias contra su mamá, Yadira Sánchez quien es la dueña del Hotel “Eco Boutique Plaza” en el centro de Barquisimeto, y además está conectada con el sistema de Justicia para que las denuncias no procedan”, explicó Tinjaca bastante indignada por la situación que está viviendo.

Ella explica que Castillo Sánchez detuvo la obra por la crisis económica del país en el 2016, pero se fue del país rumbo a los Estados Unidos y más nunca regresó, ni le dio razón a quienes le habían confiado su dinero “con la esperanza en tener una vivienda para su familia”.

Son más de 100 familias las que sufren y padecen por esta “presunta estafa”, y según la afectada, “los terrenos de la segunda y tercera etapa del proyecto, fueron hipotecados por el Banco Bicentenario”.

“Por último, yo debo decir que mi empresa fue la que armó el Gimnasio del Centro Comercial Las Trinitarias y Daniel Castillo, quien me contrató, jamás me canceló el trabajo. Yo me traje cinco aires acondicionados de Valencia, pagados de mi bolsillo, y no me reconoció ni los aires, ni el trabajo. Ahora este señor quiere hacer un proyecto habitacional en Miami para así estafar a más personas”, puntualizó Tinjaca.

Firmó el contrato el día de su cumpleaños

Darío Escalona es otro de los afectados. Con su título de propiedad en mano, demuestra que compró una vivienda en la tercera etapa de “La Montañita” de 72 M2, en un área de 185 M2 de terreno, incluidos sala, comedor, cocina, área de servicios, tres habitaciones con dos baños y un puesto de estacionamiento.

El monto de la compra total fue de 25.800.000 Bolívares en ese entonces, aproximadamente 12 mil Dólares actualmente, mientras el afectado hoy en día vive en una vivienda que le dejó una tía, ya que jamás pudo habitar la casa que compró: “Yo recuerdo que firmé el contrato un 27 de abril del 2016 porque era mi cumpleaños, ese fue mi supuesto regalo. A mí me tenían que haber entregado en 2018”, indicó.

“Yo tenía un trabajo que ganaba bien. Era una empresa constituida que trabajaba con ADS en las Redes Sociales. Yo le dediqué todo mi sueldo al pago de la vivienda, y a veces me tocaba comer yuca sancochada para poder cancelar el costo de las cuotas”, exclamó el joven afectado.

Todo el proyecto debió terminarse en el 2018, y solamente a algunas personas le entregaron la vivienda en el proyecto residencial “La Montañita” de Cabudare, donde algunos perdieron amistades y las esperanzas de una solución por parte de la justicia venezolana.

Daniel Oviedo – NB