Inicio Entretenimiento El cantante colombiano Camilo Echeverry actuó en el Wizink Center de...

El cantante colombiano Camilo Echeverry actuó en el Wizink Center de Madrid este domingo

Camilo
Camilo

De la cárcel se sale, de escuchar música de Camilo en bucle no. El artista colombiano se ha convertido en una de las mayores estrellas musicales del momento. No hay cantante que no quiera sacar canción con él. Shakira, Pablo Alborán, Karol G, Shawn Mendes o Selena Gomez son solo algunos de los nombres que aparecen en sus colaboraciones. Y es que todos quieren sumarse al cohete Camilo. Tema que lanza, tema que se convierte en un hit.

En tiempos donde la sexualidad, la fiesta y el despecho abarrotan las letras de la música latina, Camilo canta sobre amor verdadero. El mismo que pensábamos que solo existía en las películas Disney y que termina con los dos protagonistas en el altar. Porque sí, en tiempos de perreo también hay cabida para los románticos. Y este domingo, 5 de septiembre, el WiZink Center de Madrid se ha convertido en la prueba de ello.

Camilo aterrizó en Madrid ante miles de personas este domingo con su Mis manos Tour, la primera gira del colombiano. Lo hacía emocionado, rodeado de su familia y con varias sorpresas preparadas sobre el escenario.

Pero un concierto de Camilo es una experiencia casi religiosa. Su tribu, nombre que reciben sus seguidores y seguidoras, es una comunidad que tiene su propio saludo y que apoya al colombiano en todo lo que saca. De este modo, el concierto no podía empezar de otra manera que cantando lo que sería el padre nuestro de sus seguidores: Favorito.

El artista salió de blanco, descalzo y comiéndose el escenario. Una vez que terminó de cantar el primer tema, saludó a todo el público. La tribu reaccionó con jubilo y le regaló a su ídolo el gesto que los define: levantar las manos con los dedos entrelazados. Una preciosa forma de dar la bienvenida al artista.

La ceremonia solo acababa de empezar y todavía quedaba más de una hora y media de música por delante.

Pablo Alborán, la primera sorpresa de la noche

Aprovechando que estaba en la capital española, Camilo ha contado con algunos invitados sobre el escenario. El primero en salir ha sido Pablo Alborán. Los dos artistas han entonado la colaboración de El Mismo Aire.

Leer también: Abierta investigación penal en contra de Gobernador de Anzoátegui

Los giros de la voz de Alborán enloquecen al público, llevándolo a un nivel místico. Esa melodía, esa letra, esas dos estrellas cantando sobre un desamor… Los asistentes ya estaban totalmente dentro de la experiencia. A fuego con ella, como la hoguera y la iluminación roja que envolvió el escenario durante la actuación.

Y llegó la verdadera protagonista del show de Camilo

“Todas mis canciones hablan sobre mi mujer, Evaluna”, ha dicho en más de una ocasión Camilo. La historia de amor entre el cantautor y la hija menor de la familia Montaner es una de las favoritas de internet. Se enamoraron, compartieron su romance por Instagram y se casaron. Vimos su boda y su luna de miel en dos videoclips. Además, hablan del uno el otro con pasión. Parece una pareja sacada de un cuento de hadas del siglo XXI, pero no. Es real. Y solo había que verlos encima del escenario para comprobarlo.

Evaluna, quien está acompañando a su esposo en su gira, apareció en el escenario. Al igual que un musical donde los dos protagonistas expresan su incondicional amor mientras se miran a los ojos cantando, Evaluna y Camilo lo hicieron a través de Machu Pichu y Primera Vez.

Además, Evaluna cantó en directo 999, el nuevo tema de su marido junto a Selena Gomez. Y es que, aunque el concierto del colombiano contó con grandes estrellas, parece ser que a la estadounidense no le vino bien actuar esa noche en Madrid.

Esto sí que no lo esperábamos: Nicki Nicole

Y llegó el momento de la segunda sorpresa de la noche. “Tengo que dar la bienvenida al escenario a una chica argentina que está sonando mucho”, dice el colombiano antes de que Nicki Nicole apareciese.

Leer también: Dos hombres asesinados por el CICPC en Barquisimeto

La argentina, que había actuado como uno de los cabezas de cartel del CCME el día anterior, salió al escenario pisando fuerte. Aunque los dos artistas todavía no tienen colaboración (quién sabe si se animan a trabajar en un tema tras esta quedada), se animaron a cantar el tema La Difícil.

El momento más emocionante de la noche

Pero en toda película romántica hay un momento donde el protagonista se derrumba y emociona al público. Camilo dejó a los asistentes con el corazón encogido cuando contó el origen del tema Media Luna. Con sus padres en primera fila, el joven empezó a narrar lo mal que lo pasó su familia hace dos años. Su padre se debatía entre la vida y la muerte. Entre lágrimas, Camilo ha compartido lo importante que fue su mujer para no derrumbarse en eseos momentos:

“Estoy disfrutando de este momento maravilloso con mi papá: sano y perfecto. Escribí esta canción mientras que mi papá estaba ahí y Evaluna me acompañaba en cada momento. Le escribí esa canción porque ella era como una lucecita que estaba siempre”.

Dani Martín: la última sorpresa de la noche

En el tramo final del concierto, Camilo guardaba una de las grandes sorpresas de la noche. Nada más y nada menos que Dani Martín. Ambos artistas tienen una bonita amistad desde hace años. De hecho, el madrileño ha sido el encargado de enseñar a Madrid al colombiano.

“Mi primer vino español, mi primer queso machego y mi primer pan con tomate fue con Dani Martín. Mi hermano del alma. Un artista al que amo con todo mi corazón”, dijo Camilo para presentar al cantante.

Ambos amigos se fundieron en un abrazo sobre el escenario ante los gritos de miles de personas. Y es que no hay duda que Dani Martín sigue desatando pasiones. Fue entonces cuando cantaron su tema Avioncitos de Papel.

Para terminar, Camilo tenia guardada dos canciones para que su público lo diese todo: Kesi y Vida de rico. Aunque los asistentes no podían moverse de sus asientos debido a las restricciones, cientos de manos bailaban hacia el cielo al ritmo de la canción.

Un final de cuento con final feliz y que dejó a los asistentes con un sabor de boca dulce. Y es que uno sale del concierto de Camilo con la sensación de que el amor lo puede todo y que los sueños se cumplen. Luego llega el lunes y se pasa.