Inicio Deportes El Barça sigue sin reaccionar y se deja dos puntos en El...

El Barça sigue sin reaccionar y se deja dos puntos en El Sadar ante Osasuna 2-2

Los azulgrana se adelantaron dos veces en el marcador, con tantos de Nico y Abde, pero no fueron capaces de cerrar el partido y dejaron escapar unos puntos valiosos

Leer También: Exjugador del Barcelona Samuel Eto’o, nuevo presidente de la Federación Camerunesa de Fútbol

Mal inicio de la nueva era del Barça que anunció Xavi tras la dolorosa eliminación en la fase de grupos de la Champions League. El conjunto azulgrana no pasó del empate contra Osasuna en El Sadar (2-2) y volvió a evidenciar sus carencias a nivel defensivo para dejar escapar unos puntos muy valiosos para escalar puestos en la tabla de LaLiga. Ante las numerosas bajas por lesión, Xavi dio los primeros minutos de la temporada a Umtiti y apostó por Luuk de Jong como referencia ofensiva. Los dos tuvieron una actuación poco brillante, aunque el central francés no pasó demasiados apuros formando línea de tres junto a Piqué y Araujo.

Después de unos primeros minutos de tanteo en El Sadar, sin apenas ocasiones, fue el Barça quien abrió el marcador en la primera llegada con peligro gracias a un buen tanto de Nico, en su estreno como goleador en el primer equipo culé. Gavi se sacó de la manga un pase magistral para la internada dentro del área del gallego, que no se puso nervioso ante la presencia de Sergio Herrera y superó al meta local con un tiro ajustado. 

El partido parecía que seguía el plan elaborado por Xavi pero la alegría duró muy poco a los azulgrana ya que instantes después, en una falta lateral botada por Moncayola, llegó el empate de los locales. Araujo resbaló en la marca de David García y el capitán de Osasuna cabeceó de forma magistral para mandar el balón al fondo de la red, haciendo imposible la estirada de Ter Stegen.

Con el empate, los dos equipos volvieron a mostrar a un juego muy plano y solo Abde con sus acciones individuales por la banda izquierda fue capaz de inquietar a la defensa navarra, que solo pudo frenar los avances del extremo marroquí con falta. A parte de las jugadas de Abde, el Barça dejó muy poco bagaje ofensivo y ni Dembélé ni Luuk de Jong pudieron generar peligro ante la portería de Sergio Herrera.

El 1-1 con el que se llegó al descanso era justo, pero el Barça salió de los vestuarios decidido a sumar los tres puntos y se adelantó de nuevo con un gol de Abde, que remató de volea un centro de Dembélé que había desviado ligeramente la defensa local. En la acción previa del gol, los jugadores de Osasuna protestaron mucho un posible penalti por mano de Busquets tras un despeje de Gavi, pero el colegiado Martínez Munuera se mostró firme en su decisión de no cobrar la pena máxima y dar como válido el gol de Abde. Con el paso de los minutos, el Barça fue encontrándose un poco más cómodo sobre el verde pero tampoco terminó de crear ocasiones de peligro. Pese a su extrema juventud, uno de los destacados en el segundo tiempo fue Gavi, que volvió a mostrar su carácter y trabajo incansable a la hora de recuperar balones y fue también el más participativo a la hora de crear.

A falta de 20 minutos para el final, Jagoba Arrasate apostó por un triple cambio con la entrada del Chimy Ávila, Budimir y Brasanac y poco después ingresaron Roberto Torres y Cote para que Osasuna se lanzara sin miramientos a por el empate. Por su parte, Xavi quiso aguantar el resultado y cambió a Nico por Mingueza para pasar a jugar con un línea de cuatro en defensa, con el ‘22’ actuando como lateral izquierdo.

Con Osasuna lanzado a evitar el triunfo del Barça llegó la jugada desafortunada de la nueva posible lesión de Dembélé, que fue sustituido por Coutinho pero estaba dispuesto a volver al terreno de juego tras ser atendido por los médicos. Los locales continuaron apretando a la portería azulgrana y consiguieron el merecido premio del empate con un disparo potente desde la frontal del área del Chimy Ávila que desató la euforia de El Sadar. Todavía quedaba tiempo para culminar la remontada y Osasuna lo intentó en alguna ocasión más, pero fue Coutinho el que pudo marcar el gol del triunfo pero remató forzado y su disparo no encontró portería.

Nuevo tropiezo fuera de casa del Barça y malas sensaciones para intentar enderezar el rumbo del equipo. En el próximo partido liguero contra el Elche en el Camp Nou solo vale la victoria para empezar a reaccionar.

Mundo Deportivo

Salir de la versión móvil