Inicio Deportes El «Barca» se encontró con un muro costarricense que frustró su remontada

El «Barca» se encontró con un muro costarricense que frustró su remontada

Keylor Navas llegó enchufado este partido y desde muy temprano lo dejó en claro con una tapada a un tiro bajo que le hizo Ousmane Dembelé.

La Champions League es el torneo de Keylor Navas. Si alguien le quedaba la menor duda esto ya fue despejado con el penal que le detuvo a Lionel Messi en un momento trascendental del partido de este miércoles entre PSG y Barcelona que sirvió para guiar al conjunto francés hacia los cuartos de final.

Keylor Navas llegó enchufado este partido y desde muy temprano lo dejó en claro con una tapada a un tiro bajo que le hizo Ousmane Dembelé en diez minutos.

Aunque el tiro fue sencillo y fácilmente controlado por Keylor Navas ya veía a un portero concentrado al 100% en búsqueda de ser una garantía para sus compañeros.

La siguiente para fue sobre 17 minutos cuando Dembelé sacó un remate cruzado de pierna izquierda y Keylor Navas estuvo ahí con su mano mágica para desviarla en lo que parecía un gol cantado, posteriormente Serginho Dest anduvo muy cerca con un desborde que hizo por la derecha, sacó un tiro que el costarricense le metió la mano y la pelota se estrelló en el horinzontal.

El Barcelona estaba teniendo sus mejores minutos en la cancha, continúan en asedio que tenía trabajando al 100% a la defensa parisina para evitar verse vulnerados.

No obstante, en los pocos ataques tuvo el PSG vino el primer tanto del encuentro cuando Clement Lenglet pisó la pierna de Mauro Icardi en un centro al que el jugador no pudo llegar y cayó derribado en el área pequeña. La jugada fue revisada en el VAR y se determinó que era penalti y el encargado de convertirlo en gol fue Kylian Mbappé al 30’.

Parecía que se le iba a venir la noche para el Barcelona pero Lionel Messi no estaba listo para irse sin pelear y es por eso que tan solo siete minutos después tomó una pelota fuera del área y lanzó un cañonazo que fue directo a la red, ante un Keylor Navas que aunque se estiró no le anduvo ni cerca de detenerla.

El Barça se puso ambicioso y tuvo buscó el gol de la ventaja, ya que necesitaba hacer tres goles más para llevar el juego a los tiempos suplementarios.

Hasta que llegó un momento determinante del partido, Layvin Kurzawa cometió falta de penal a Antoine Griezmann y Lionel Messi estaba listo para canjearlo por el segundo tanto de los azulgranas. No obstante, el remate al costado izquierdo fue adivinado por Keylor, quien le puso una pierna a la pelota y el balón se estrelló en el palo y se fue.

Sublime momento vivió Keylor Navas, quien en otros momentos se había enfrentado al astro argentino desde los once pasos pero hasta este miércoles logró decirle que no y con esto alarga su leyenda como portero en el fútbol mundial.

De haber marcado ese tanto, la historia de esta serie pudo ser diferente, ya que le quedaban 45 minutos al partido y los catalanes solo hubieran necesitado dos goles para igualar la balanza, sin embargo, el tico volvió a demostrar que es un futbolista del máximo nivel.

En el complemento, el Barça lo siguió intentando pero no tuvo fortuna para hacerle daño al equipo de Mauricio Pochettino, que cuidó el resultado y aun así estuvo atento para buscar otro gol si la oportunidad se presentaba.

Lionel Messi siguió inquieto pero no encontró el espacio para causar peligro. En la que estuvo más cerca, apareció Marquinhos y toda la zaga parisina para negarle el tiro.

La otra oportunidad clara que tuvo el visitante fue sobre 68 minutos cuando un tiro de esquina fue enviado justo a la cabeza de Lenglet y Keylor Navas volvió a reaccionar con un manotazo salvador.

Con este resultado, la serie termina con un resultado global de 5-2 en favor del PSG que avanza a los cuartos de final de la Champions League en lo que para muchos sería el último partido de Lionel Messi en esta competencia vistiendo la camiseta del Barcelona, ya que termina contrato en mayo próximo y podría cambiar de equipo.

Información de: ESPN

Salir de la versión móvil