Inicio Entretenimiento El actor Robert De Niro ¿Estará a punto de caer en el...

El actor Robert De Niro ¿Estará a punto de caer en el foso del olvido?

Robert De Niro
Robert De Niro

Con El Irlandés, Robert De Niro rompió una racha de siete años sin ser nominado en los Premios Oscar y logró enderezar una carrera donde ese tipo de papeles pasaron a ser una excepción para él. Su anterior nominación había sido en 1992 con Cabo de Miedo, ¿qué pasó en el medio? Una trayectoria que viró con el tiempo y que tuvo al enorme actor en películas que pasaron más que desapercibidas. ¡Repasa cómo llegó a esta actualidad!

El punto a favor que tiene el neoyorquino es que no deja de trabajar a sus 77 años. Desde que comenzó a actuar en películas en 1965, hubo pocos años donde se ausentó del cine. Recientemente, sólo en 2014 y 2018 no sumó a su filmografía. Luego siempre tuvo su lugar de privilegio en la industria. 

Sin embargo, en los últimos años estuvo alejado de los grandes personajes que se habituó a interpretar: Vito Corleone en El Padrino, Travis Bickle en Taxi Driver, Al Capone en Los Intocables, Max Cady en Cabo de Miedo o Nick en The Score. Ya sea por su edad, su decisión o porque Hollywood lo fue corriendo, terminó en comedias que pasaron al olvido más rápido que tarde.

Leer también: Arias Cárdenas recibe un contundente respaldo de la UBCH en el Zulia y podría disputarle la gobernación a Omar Prieto

Las cifras dicen que rodó 27 películas en la última década y 19 fueron ridiculizadas por la crític

El cambio en la carrera de De Niro empezó en 1999 cuando protagonizó al mafioso Paul Vitti en la divertida Analizame. Una graciosa cinta, pero que nada tenía que ver con los papeles oscarizados que supo realizar.

Un año después siguió en el mismo rumbo con La familia de mi novia, junto a Ben Stiller. Por un lado fue el film más taquillero de su carrera, pero por otro lo condenó a seguir con los mismos roles cómicos una y otra vez. En la comedia infantil Las aventuras de Rocky y Bullwinkle incluso se parodió a sí mismo en la icónica escena de Taxi Driver («¿Estás hablando conmigo?»). 

Las referencias a su gran legado se hicieron cada vez más comunes en sus trabajos e incluso para muchos «ya son un subgénero cinematográfico en sí mismo”. Analízate, Malavita, El encargo, El golpe del siglo, Caza humana, El Pasante, Luces rojas o La vida de Flynn sólo sirvieron para dañar aún más su reputación. 

El mismo actor, de pocas palabras con los medios, se expresó sobre su declive cuando le dieron el Globo de Oro honorífico en 2011. Subió al escenario y agradeció que se lo hayan dado antes del estreno de Los pequeños Focker. Sin embargo, todavía faltaba para el que es considerado el fondo de la leyenda.


Robert De Niro

Leer también: Las mujeres se imponen en las postulaciones de las UBCH

En Dirty Grandpa, de 2016, De Niro actuó de un hombre mayor viudo que convence a su nieto ( interpretado por Zac Efron) para irse de fiesta con él porque lleva 15 años sin sexo. De hecho, la campaña publicitaria de la cinta se encargó de humillar al actor con un slogan que decía lo siguiente: “Uno de los actores más respetados y legendarios de nuestra generación y ahora es esto”. 

Con Joker y El Irlandés retomó la senda que su talento le marca y muchos jóvenes pudieron verlo por primera vez como el brillante artista que es. Pero la buena racha no duró demasiado porque en 2020 lanzó En guerra con mi abuelo: una cinta donde de un señor mayor que se enfrenta a su propio nieto por tener que compartir habitación con él. 

Afortunadamente, los proyectos de De Niro aún son esperanzadores porque trabajará con Martin Scorsese en la adaptación de la novela Los asesinos de la luna de las flores y con James Gray  en Armageddon Time. Además, tiene en carpeta Wash Me in the River con la dirección de Randall Emmett.