El dirigente político Guillermo Palacios, consignó una denuncia ante la fiscalía 22 del Estado Lara, que evidencia la liquidación como chatarra de bienes de la Empresa Sistema Hidráulico Yacambú-Quíbor, valorados en más de 20 millones de dólares

Así lo informó en rueda de prensa, donde explicó las pretensiones del Gobierno de dilapidar los bienes de la mencionada empresa y dejar a los larenses sin la posibilidad de continuar la obra más importante para el abastecimiento de agua para Quíbor y Barquisimeto, agravando la crisis de desabastecimiento del preciado líquido a las comunidades de esta entidad federal.

“Hemos consignado documentación e información en la Fiscalía 22 contra la Corrupción de la cual se presume la comisión de hechos delictivos a través de una relación comercial entre la Empresa Yacambú-Quíbor, dirigida por el Capitán de la Aviación e Ingeniero Yvan Ysaac Camero Mujica y GM Inversiones Nacionales C.A. representada por el ciudadano Jesús Enrique García Colmenares”.

Afirmó de acuerdo a la documentación que maneja se pactaron negocios desde mediados del año 2018 a través del Director General de esa empresa, Yacambú Quíbor, Ysrael Danilo Ríos Padrón, quien según la empresa GM, para formalizarlos tuvo que entregar cantidades de divisas y otros favores, como pailas de aceite, celulares, baterías y la reparación de un vehículo tipo buseta.

Palacios emplazó al Gobierno a que le explique a la nación el estado de abandono y desmantelamiento de las represas del país que tiene sin agua a las comunidades y en particular la obra Yacambú-Quíbor que tanto Chávez como Maduro y los ex gobernadores Carmen Meléndez y Luis Reyes Reyes, este último integrante del Directorio de la empresa, ofrecieron terminar las obras, reiniciarla y llenarla, “pero lo que se ha hecho es el desmontaje de las instalaciones, tanques para gasolina y diésel que fueron vendidos”.

“Han demolido los galpones del portal de salida y sus materiales, los ductos de aire, 20 motores eléctricos, 4 tornos, cuatro camiones, dos máquinas grandes Caterpilla, que fueron llevados a la chivera de la Empresa GM Inversiones Nacionales C.A. como chatarra y trasladaron 300 rollos de geomembrana a los patios de una empresa contratista. Estas son señales claras de que al régimen no le interesa la obra Yacambú-Quíbor, sino que están acabando con lo poco que hay para terminar de destruirla”, reveló Palacios.

Continuó denunciando que fueron entregado un lote de 38 vehículos como chatarra, para ser desincorporados y llevados a una Chivera propiedad de la empresa GM inversiones Nacionales, los cuales estaban obsoletos y en malas condiciones, pero fueron vendidos a distintas personas, para que la empresa GM procediera a reparar y dejar operativos 15 vehículos, distintos de estos 38, de la empresa Yacambú-Quíbor.

“Lo extraño en esta operación es que aparecen peritajes de julio del año 2020 declarando inoperativos en un 100% los 38 vehículos y en estado de obsolescencia y deterioro, cuando los mismos fueron vendidos y el Presidente Yvan Camero le dio autorización a esas personas para circular por todo el territorio nacional, desde septiembre del 2019 y enero de 2020, lo que debe ser investigado para determinar responsabilidades ya que se trata de bienes de la nación” , precisó Palacios.

Por último, exigió una explicación clara para la comunidad de todo este procedimiento que calificó de mafioso llevado adelante por esta nueva directiva de la empresa Yacambú-Quíbor, factor determinante que ha contribuido a incrementar la crisis de agua en el Estado.

Información de: Nota de Prensa