Inicio Locales Denuncian en Fiscalía a Cirujano Plástico de Barquisimeto: Relatos estremecedores (+Fotos)

Denuncian en Fiscalía a Cirujano Plástico de Barquisimeto: Relatos estremecedores (+Fotos)

Muchas veces, las mujeres desean mejorar su imagen a nivel físico. Ellas buscan la magia de los cirujanos plásticos y recurren a estos métodos, que si bien son de altos costos, en gran cantidad de oportunidades arrojan resultados efectivos a corto plazo.

A través de la red social Instagram, el equipo de investigación de Noticias Barquisimeto detectó el caso de la Cirujano Plástico, Barbra Peraza, una médico del estado Lara que atiende a sus pacientes en su consultorio ubicado en la Torre Delta al este de la ciudad y las cirugías las atiende en la Clínica Las Mercedes, en la zona del centro.

Un grupo de 15 mujeres ha denunciado presunta mala praxis médica y algunas otras cosas hacia esta médico y su grupo de trabajo. El caso ya está a cargo de la Fiscalía 6 del Ministerio Público, esperando el avance de este polémico caso.

Andry Suárez duró más de un mes con fiebre

Andry Suárez (39), dice que vivía en el mismo conjunto residencial de la médico antes mencionada y la conoció en una fiesta infantil de una vecina: “Le dije que me quería reducir las mamas, yo quería irme del país y me dijo que fuera a su consulta para atenderme”, expresó Suárez.

Según relató Suárez, ellas acordaron realizar la reducción de mamas y además la médico le recalcó que ella no aplicaba a una dermolipectomía, pero si a una liposucción. La cirugía quedó programada para el 12 de noviembre del año 2021: “Yo entro al quirófano en la mañana, me despierto en la tarde y yo empiezo a gritar del dolor. Era tanto el dolor en el abdomen que yo preguntaba gritando: ¿Qué me hicieron? Y la médico me indicó que me realizó una Dermolipectomía, yo le pregunté por qué si no era lo acordado y según ella era porque la piel me iba a quedar muy flácida”, añadió.

Al día siguiente recibió el alta médica y comenzó su calvario con Génesis Leal “La Beba”, quien le hacía las curas en su casa: “Yo me mantenía con fiebre y la Dra. Me dijo que eso era normal porque había un proceso inflamatorio. Un día dentro de los 10 días continuos se me abrió la herida y la Dra. Me dice que es el hematoma que está buscando donde drenar, luego me dijo que debía ir desde el 23 de noviembre a Cámara Hiperbárica con la Dra. Frisch Rodríguez en Dynamis Sport Clinic”, indicó.

Andry Suárez relata que durante todos estos días la fiebre persistía a pesar del tratamiento y una vez finalizado el mismo, fue citada para nuevamente colocar la sutura. Al momento de dicho procedimiento, la médico Barbra Peraza, también le hizo sutura en los senos porque tenía puntos abiertos.

“Pasaron los días y se me vuelve a abrir la herida de la Dermolipectomía. Ella volvió a decir que la fiebre era normal y que era el hematoma que buscaba por donde salir y por eso se me abría la herida”, explicó.

El 6 de diciembre la médico le indica que debía reincorporarse a sus actividades: “Lo que tu tienes es mental, es tu mente”, dice Suárez que le acotó la Dra. Dos días más tarde, ella llegó al consultorio muy debilitada y exigió ser hospitalizada. Por lo que le indicaron ir a la Clínica Las Mercedes, para ser ingresada inmediatamente.

Posteriormente, el 13 de diciembre se realizó un cultivo que arrojó dos (2) bacterias hospitalarias: “A la 1 de la tarde ella entró a la habitación para decirme lo que estaba pasando y me dijo que debían sacarme las prótesis. Pasaron los días y yo seguía con la fiebre”, informó.

El 16 de diciembre a Suárez le negaron los insumos en la clínica porque según manifestó la médico y la persona de adminsitración de la Clínica, ella estaba de alta y no quería irse: “Yo iba a denunciar esta situación y cuando se enteran, llegaron a la habitación los cuatro médicos atacados, según la orden venía de Barbra pero ella al saber que yo iba a denunciar ordenó que me siguieran atendiendo”, puntualizó.

Luego, buscaron el 18 de diciembre al infectólogo Ramiro Torrealba que le cambió el ciclo de antibióticos y con ese nuevo tratamiento comenzó a ver mejorías en su salud para recibir el alta médica el 24 de diciembre.

Suárez, relata una situación grave con la clínica el 20 de diciembre durante una compensación: “La clínica y la habitación tenían muchas irregularidades. Mi mamá se fue a denunciar a la fiscalía superior y ese mismo día llega la fiscalía 6ta y el CICPC a la clínica. Allí inician las investigaciones”, dijo.

“Yo hasta vendí mi apartamento para poder costear todos los gastos que eso me generó. No existió en ese caso sensibilidad humana, hoy en día me siento mejor. La cicatriz cerró pero debo hacerme una cirugía reconstructiva a la cual estoy negada”, finalizó explicando que ha gastado casi 50 mil Dólares en esta situación.

La paciente que le hicieron una cura con vinagre y sin anestesia contra su voluntad: “Me sentí violada”

Otra de las afectadas es una médico ginecobstetra de 33 años que trabajó con la médico Barbra Peraza, la cual prefirió no identificarse al momento de la entrevista. Indicó que fue tratada por la Cirujano Plástico, Rorayma Camacho, quien conforma el equipo de trabajo de la médico Barbra Peraza.

“Yo me decidí operar con ella. Porque la misma chica que me lleva a mi las RRSS es la que le lleva las RRSS a ella. Yo me opero el 28 de julio en la Unidad Médica La Trinidad. Yo decido operarme en esa clínica porque tienen unos planes de pago económicos para los ginecobstetra y yo conocía bien ese quirófano”, señala la paciente. Acordaron una mastopexia con implantes, liposucción, lipotransferencia y mini dermolipectomía: “Me lo habían comentado esto último, pero no estaba programado. Pero al menos me lo asomaron antes”.

La paciente indica que de la cirugía salió con mucho dolor, recibe el alta médica y es cuidada por su familia: “Yo comienzo a presentar fiebre el día 10 del postoperatorio. Resulta que yo tenía un quiste de bartolino el cual no me aspiraron durante la cirugía y se me convirtió en un absceso. Yo le tomé cultivo y salió negativo”.

En el transitar de la fiebre y el dolor, se le abrieron las suturas del abdomen y de las mamas: “Ellas me citan al consultorio del Delta para suturarme allí. Lo hicieron bajo sedación porque yo llevé mi anestesiólogo. A los días comienzo con una infección en el glúteo, nódulos y eso se fue extendiendo”, afirmó.

Ella asistió al consultorio y ninguno de los médicos presentes supo decirle lo que tenía: “La herida se me volvió a abrir y además se rotó una mama. Mi familia me hizo ir a otro cirujano plástico e inmediatamente me dijo que era una celulitis, por lo tanto me recetó antibióticos”, apuntó.

Le plantean reintervenirla y lo hacen el 25 de septiembre en la Clínica Las Mercedes: “Antes de la cirugía el otro cirujano que me detectó la celulitis me dio una serie de recomendaciones. Después de la cirugía yo salí peor, terrible. Muy adolorida e hinchada, se me revienta la bartolinitis y tenía un hueco en la vagina”, expresó.

Posteriormente, se le vuelve a abrir la herida y una vez más, asistió al médico anterior que la vio en muy mal estado de salud y la volvió a suturar. Además le ordenó hospitalizarse y verse con un intensivista: “Yo estaba muy herida, estaba llena de heridas”, manifestó.

Le toman varios cultivos y le salen dos (2) bacterias en varias partes del cuerpo: “Nuevamente antibióticos que ya me tenían muy lesionadas mis venas. Yo no tenía dinero para ir otro médico, el dinero se me fue en antibióticos, hicimos colectas”, hasta que un día llamó a la médico Rorayma Camacho quien le planteó hacerle curas en quirófano con vinagre.

Dicho tratamiento de curas inició el 14 de octubre y cada dos o tres días iba a las curas con quirófano: “Hubo una cura el 21 que me puyaron 16 veces porque ya las venas no me servían. Pero el peor día fue el 23 de octubre que ordenaron hacerme la cura sin anestesia contra mi voluntad. Yo grité como tu no tienes idea, lloré demasiado. Me sentí violada”, dijo la paciente entre llantos durante la entrevista.

Cinco días después, le retiraron las prótesis por la infección que tenía. Nuevamente le hacen cultivos y en los sitios de trabajo de la Dra. Rorayma Camacho, todos los lugares salieron contaminados con pseudomonas.

Durante el mes de noviembre y diciembre la fiebre es recurrente en su cuerpo y dolor en el pecho que no le permitía bañarse. Por la cantidad de antibióticos tenía el estómago e intestinos destrozados: “Ella me decía que todo era mental, el mismo discurso con las otras pacientes. Yo lloraba mucho y todavía lloro por eso, con cada cura yo lloraba”, decía.

“A mediados de diciembre comenzó a bajar la fiebre y en enero me cerraron nuevamente la sutura de la mama y el abdomen. Después se me volvió a abrir y ahí fue el final. Mi familia no me permitió volver”, culminó.

En enero se cambió de infectólogo, le cambió la técnica de las curas y comenzó a notar mejorías desde mediados de enero. Mejoró de tal forma que no necesitó más antibióticos a partir del mes de febrero. Sin embargo, por el dolor en el pecho le salió un absceso a un costado que hoy en día sigue tratando.

Quería mejorar su apariencia y le pusieron unos senos enormes

Yajaira Vargas (35) llegó recomendada a la Dra. Barbra Peraza por una cliente a la cual Vargas le hace uñas y peluquería: “Esa decisión yo duré años en tomarla y finalmente me decidí”, dijo Yajaira, con deseos de levantarse las mamas y una dermolipectomía.

“Cuando yo salgo de la cirugía me veo los senos inmensos. Ella me dice que es la inflamación y eso iba a bajar. Yo inexperta, jamás me había operado. Yo esos días me sentí muy mal y fui a la clínica”, señala Vargas.

El proceso de cicatrización fue rápido explicó, pero seguía sintiéndose mal porque los senos le pesaban demasiado: “Yo sentía que se me iba a desprender el pecho. Mis senos estaban super duro, parecían unas piedras. Yo no podía ni bañarme sin la ayuda de mis hijas”, indicó.

Barbra Peraza le explicó que debían volver a operarla, esa cirugía fue realizada los últimos días del mes de octubre: “Ella dijo que solamente me iba a quitar tejido y que iban a ser solamente 20 minutos. Yo duré dos horas y media en el quirófano y cuando me desperté estaba temblando del dolor”, dijo.

“La segunda vez nunca me mostraron lo que me sacaron. Lo botaron. Yo creo que ella me cambió la prótesis porque se dio cuenta que me había puesto más cantidad”, apuntó Vargas.

A pesar de que Yajaira notó reducción en sus mamas, continuaba el dolor para poder hacer sus labores diarias, la Dra le manejó el mismo discurso: “Yajaira eso es mental, debes incorporarte”, decía la joven frustrada y decidió irse con Javier Gómez.

“Cuando el me estaba viendo se dio cuenta que no podía acostarme sola. Me tocó y me las movió, allí me dijo que tenía la cicatriz demasiado contraído porque me coció a la altura de las costillas”, dijo Vargas, explicando que le mandaron a hacerse un eco y a ir con el psicólogo.

En el eco le salió una inflamación aguda y una fibrosis en la cicatriz por la contracción: “Me traté y ya podía después de tres meses dormir de lado. Ese día yo lloré mucho”, afirmó.

En medio del llanto indica: “Cuando son operaciones estéticas, la gente te juzga mucho y no te apoya”, explica. Vargas llena de tristeza por lo que ocurrió: “Uno se siente señalado”.

Hoy en día, Yajaira Vargas sigue con la inflamación y tiene quistes en los senos. Las tres pacientes esperan la decisión del Ministerio Público. El trío de denunciantes tiene daños psicológicos y hay otras 12 personas también se ven afectadas.

Habló el Presidente del Colegio de Médicos en Lara

“Nosotros no tenemos jurisprudencia para emitir juicios legales. La fiscalía nos hace una notificación por escrito para conocer los datos del médico, pero no tenemos competencia desde ese punto de vista. Hay denuncias por mala praxis médica”, señaló René Rivas brevemente.

Por otra parte, el Dr. Rivas explicó que hay una denuncia importante de cirugía plástica: “Esa denuncia está en fiscalía y en el comité de ética. Pero no podemos hacer nada hasta recibir el dictamen de los tribunales”, puntualizó el reconocido médico en Lara.

Finalmente, en conversaciones con la Médico Maryori Chávez de la Contraloría Sanitaria del estado Lara, informó que el 100% de las clínicas en Lara, no cumple con los requisitos para realizar cirugías.

Las cirujanos Barbra Peraza y Rorayma Camacho se negaron a dar declaraciones al momento de ser contactadas. Indicaron a través de su abogado que darán una rueda de prensa, una vez exista un dictamen por parte del Ministerio Público. Peraza no se encuentra registrada en la Sociedad Venezolana de Cirugía Plástica, si se encuentra en el Colegio de Médicos.

Noticias Barquisimeto