Inicio Salud Conozca como sustituir la sal por productos naturales

Conozca como sustituir la sal por productos naturales

La sal es un producto imprescindible en la cocina, sirve para dar sabor a las comidas. Sin embargo, consumirlo en exceso puede traerte problemas para la salud.

Pero no es el único que se sirve para condimentar; existen varios productos naturales que pueden sustituir la sal.

Si necesitas bajarle a la sal, puedes sustituirla por otros condimentos. Aquí compartimos algunas sugerencias. ¡Toma nota!

La cebolla y el ajo

La cebolla es una hortaliza bien aromática, el gusto que le otorga la ha convertido en un ingrediente indispensable para tener en la despensa de la casa.

Además la cebolla tiene un bajo contenido de calorías y no solo añade sabor a las comidas, sino que también proporciona fitoquímicos promotores de la salud, y nutrientes.

Mientras que el ajo se caracteriza por ejercer un gran efecto en nuestro cuerpo. Comer un ajo en ayunas puede regular los niveles de azúcar en el cuerpo y mejora la memoria.

Estos dos ingredientes que pueden ser usados crudos o cocidos, añaden sabor a la comida

Leer También: Conoce los beneficios de la guayaba

Hierbas y especias

Una manera sencilla de ampliar los horizontes de tus platos; ya sean frescas o secas, solas o combinadas.

Cuando se usan hierbas frescas, es mejor picarlas justo antes de que se vayan a emplear, y conviene añadirlas a la comida al finalizar la cocción, pues el calor hace que pierdan fragancia.

También podemos repartir las hierbas frescas crudas por encima de los platos terminados, o mezclarlas con la comida. Para picarlas en fina juliana con facilidad, hay un truco: se ponen dentro de un vaso y se cortan con tijeras.

Vinagre, jugo o ralladura de cítricos

Unas cuantas gotas de vinagre en la comida son capaces de despertar las papilas gustativas, aumentando así los demás sabores en un solo plato. El acidez ya sea de vinagre, jugo o ralladura de cítricos acentúa el sabor de los alimentos

Aceites aromatizados: Puede preparar tus propios aceites con hierba, ajo, limón y pimienta o chile.

Cerveza y vino

Úsalo para cocinar estofados, sopas y salsa para pasta.

Salsa picante, chiles o pimientos

Si utilizas alguno de estos tres ingredientes conseguirás darle el toque que le falta para condimentar. Y te podrás olvidar de usar sal.