Inicio Locales Conoce la historia de la astilla de la Cruz de Jesús que...

Conoce la historia de la astilla de la Cruz de Jesús que reposa en Barquisimeto

El Papa Juan XXIII donó una astilla de la Cruz a Venezuela donde Jesús fue crucificado en Gólgota y la misma se exhibe en Barquisimeto.

¿Qué pasaría si estás en una conversación con tu familia y amigos en casa y una persona dice que en Barquisimeto hay una astilla de la Cruz donde Jesús fue crucificado en el Monte Sinaí? Posiblemente consideres que te están jugando una broma o quizás alguien quiere retarse sobre tus conocimientos de cultura general.

Barquisimeto es un pueblo donde el catolicismo prevalece sobre cualquier otra creencia que pueda existir. Cada año se realiza la Procesión de la Divina Pastora donde tres millones de personas se concentran para venerar a la imagen que recorre las calles hasta llegar a la Catedral donde inicia una peregrinación municipal que culmina el último sábado a la cuaresma.

En el año 33 del calendario gregoriano, Jesús de Nazareth fue crucificado en Gólgota, un lugar que se encontraba a las afueras de Jerusalén, donde también se ubica el Santo Sepulcro. Allí Jesús murió y al tercer día resucitó según cuenta la Iglesia Católica.

Un pequeño pedazo de la cruz donde fue crucificado el Hijo de Dios, reposa en Barquisimeto, específicamente en la Parroquia Urbana Santa Cruz, donde fue construida una capilla especial en el año 2019, para la exhibición de esta importante reliquia.

Astilla de La Santa Cruz en Barquisimeto

En la composición gráfica — arriba — aparecen los miembros de la Junta Pro-Construcción del Templo Reliquia de la Santa Cruz, Presbítero Eliseo Alonso García y los señores Luis Aguirre, José Antonio Saldivia y Roberto Chacín Sánchez, apareciendo en el centro Su Eminencia el Cardenal Quintero, abajo, aparece también junto a Su Eminencia el Cardenal Quintero, el Obispo de Barquisimeto, Monseñor Críspulo Benítez Fontúrvel, el señor Luis Aguirre y Roberto Chacín Sánchez.

El Papa Juan XXIII, obsequió en el Año 1960 una Astilla de Madera de la Cruz donde murió el redentor. Al conocer la noticia y tras el nombramiento como Cardenal de Mons. José Humberto Quintero, quien fue el primer Cardenal venezolano, se designa una junta pro-construcción del Templo de la Santa Cruz.

Monseñor Quintero, sostenía una gran amistad con el Obispo de Barquisimeto, Mons. Críspulo Benítez Fonturvel, quien fuese el también encargado de la Comisión para la Construcción de la que es hoy en día la Catedral de Barquisimeto, ubicada en la Av. Venezuela con Calles 29 y 30.

El 22 de abril de 1961 durante la Semana Santa, llegó a Barquisimeto la reliquia de la Santa Cruz, en medio de un aguacero que pospuso los actos protocolares que se tenían previstos para ese día. Incluso, cuentan que para los pilotos del avión fue casi imposible aterrizar en la ciudad.

Tras recibir la reliquia. Esta fue guardada luego de un acto multitudinario en la Catedral Provisional de Barquisimeto (Hoy en día Iglesia Concepción) y luego fue llevada al Seminario de Barquisimeto en aquel entonces (Hoy en día Liceo Coto Paul), hasta la construcción del templo de la Santa Cruz que fue inaugurado el 9 de diciembre de 1964 con el Padre Alonzo García, quien fue párroco de la misma.

Fernando Alvarado se ha encargado de recopilar la información pertinente a la reliquia.

Fernando Alvarado, historiador del templo habla sobre la importancia: “Es muy importante ser la única ciudad en Venezuela, que tiene una reliquia de este tipo certificada por El Vaticano”, señaló Alvarado. Explicando que solamente hay 10 reliquias en todo el continente americano.

Alvarado contó sobre los momentos en los cuales era exhibida la reliquia, antes de la construcción de la capilla: “No teníamos un relicario especial y se exhibía en ciertas fechas puntuales como el Día de La Cruz o en otras fechas pascuas cuando se mostraba al público dentro del templo. Pero siempre estaba bajo custodia de las hermanas de la congregación de Jesús y María o de los Párrocos”, explicó.

Entre los detalles más destacables de la reliquia se puede nombrar que posee las siglas en latín: “Cruc. D.N.I.C” (Crucis Domini Nostri Iesu Christi) lo cual se traduce al español como “La Cruz de Nuestro Señor Jesucristo”, esta inscripción indica un sello de autenticidad por parte del Vaticano. Adicionalmente el relicario está elaborado en metal, con un leve baño de oro, formando 9 pétalos de flor.

El relicario de la Astilla de la Santa Cruz mide 4,29 x 4,29 centímetros, con un peso aproximado de 8 gramos, mientras que la Astilla, en su tronco vertical mide 4 milímetros de alto y su tronco horizontal mide 2 milímetros de ancho, recordando que la madera es de Ciprés.

La astilla se exhibe en este relicario de metal bañado en oro. Dentro de la cruz dorada puede apreciarse la reliquia en marrón oscuro.

Una familia maracucha apoyó la construcción de la Capilla

Joel Fernández y Mónica Portillo fueron los principales impulsadores de la construcción de una Capilla Especial donde se exhibe en un pequeño espacio del altar, esta reliquia donada por el Papa Juan XXIII a Venezuela.

Para nosotros ha sido un regalo de Dios poder saber que esa reliquia reposaba en esta Parroquia. Mi esposa en el día de su cumpleaños descubre a quien veneraba Santa Elena y a través de eso nosotros llegamos acá”, Dijo Fernández.

Santa Elena fue la madre del Emperador Constantino y 300 años después que Jesús fue crucificado, llegó a Jerusalén a buscar la Cruz: “Yo cumplo años el 18 de agosto, Día de Santa Elena y para mi sorpresa fue quien halló la Cruz. Fue muy sorprendente saber sobre ese proceso y fue más sorprendente saber que como venezolanos contamos en Barquisimeto con este regalo”, apuntó Mónica Portillo, esposa de Joel Fernández.

Es una de esas reacciones de Paz y Alegría, sientes ese gozo que te embarga porque sin saberlo eres un instrumento de Dios. Cuando yo supe eso llamé a Joel porque estamos en contacto directo con Jesús. Investigamos la historia de la Parroquia y el Párroco nos recibió con mucho asombro”, señaló Portillo, describiendo su reacción al momento de enterarse de la existencia de este regalo.

Seguidamente, Fernández dio gracias a toda la parroquia por la participación: “Debo darle gracias a toda la parroquia, los Sacerdotes tuvieron mucho que ver. Edgar Menéndez, Gerson Ortiz y Hernando Betancourt”, explicó Fernández, quien también agradeció a la Fraternidad Católica Misionera del Verbum Dei por el apoyo.

Siendo zulianos nos sentimos también guaros y le damos muchas gracias al pueblo de Barquisimeto por recibirnos cuando llegamos”, señaló Fernández.

Portillo expresa que su apoyo cuando dos de sus hijos se fueron a Estados Unidos, fue Dios: “Seguir el evangelio es seguir La Cruz y fue como un mensaje interno, porque Jesús venció la muerte allí. Entonces ante cualquier dolor, la Cruz sigue siendo nuestra esperanza y para el Cristiano sigue siendo símbolo de salvación”, apuntó Portillo, recordándole a la gente que nunca se está solo.

Joel Fernández y Mónica Portillo fueron los principales impulsadores de la construcción de la Capilla Especial. En la imagen aparecen acompañados de su hijo menor.

El Sacerdote andino que vino de Santiago de Chile a Barquisimeto

El Sacerdote Edgar Meneses es nacido Rubio, estado Táchira y actualmente es el párroco de la Parroquia Urbana Santa Cruz de Barquisimeto. Desde hace cinco años tiene esta responsabilidad al ser Misionero de la Fraternidad Católica Verbum Dei.

Anteriormente se encontraba en la Parroquia San Juan Pablo II, en Santiago de Chile, donde trabajó durante una década y luego fue enviado a Barquisimeto: “Me siento muy feliz de ser el Párroco. Esta reliquia es una bendición para Venezuela y el mundo”, señala el Padre Meneses.

 “Para mi fue una alegría y una gran sorpresa estar aquí porque el señor me llama a entregarme como el por Venezuela y el mundo, anunciando la palabra de Dios y estar al lado de los que más sufren”, dijo Meneses, recordando el día en que le dan esta tarea.

El Párroco además, informó que en varias ocasiones han sacado esta astilla en Procesión por la zona: “Empezamos a sacar la reliquia en Procesión por los sectores del Barrio y ha sido una respuesta numerosa y admirable de la gente. Especialmente en este tiempo de pandemia por el COVID-19”, apuntó Meneses.

Yo deseaba hacer un lugar digno de la Santa Cruz entonces surgió el Matrimonio de Mónica y Joel que junto a otros vecinos decidieron apoyar esta obra”, detalló Meneses, dando gracias a Dios por hacer esta obra posible al lado de la Parroquia.

Por otra parte, informó que el 8 de diciembre del 2019 el Papa Francisco le otorgó a esta Parroquia la indulgencia plenaria: “Este es un regalo de Dios a través de la Iglesia donde se perdonan los pecados y a su vez las consecuencias. Quiere decir que la herida queda borrada, quedamos limpios y esto es maravilloso”.

Este es un regalo grande para el pueblo. Porque el pueblo siguiendo unos pasos puede recibir la indulgencia plenaria”, explicó el Sacerdote Meneses, indicando que mucha gente se ha beneficiado de este Decreto otorgado por el Papa Francisco.

Meneses no descarta que en algún momento se vea obligado a irse a otra Parroquia, pero espera quedarse más tiempo en Barquisimeto: “Como misioneros tenemos la posibilidad de que nos cambien a cualquier parte del mundo. Pero yo amo esta tierra con todo mi corazón, me encanta Barquisimeto porque la gente es muy servicial, estoy muy feliz”, puntualizó el Sacerdote.

En este lugar se siente la presencia del señor. Más que la reliquia es la presencia de Cristo, es el quien entregó la vida por nosotros y nos atrae”, dijo el Párroco.

El Sacerdote Edgar Meneses, misionero del Verbum Dei, es el párroco de la Parroquia.
Turismo religioso y otras reliquias

En América, se destacan ciudades con reliquias entre las cuales se pueden nombrar: Colombia (Popayán), Honduras (donado por el Museo de Historia de Bulgaria), Venezuela (Iglesia La Santa Cruz en Barquisimeto, estado Lara), México, Guatemala (cuenta con dos fragmentos), Costa Rica, Nicaragua, Chile (Basílica de la Merced), Perú (Basílica de Santo Domingo en el centro de Lima) y Argentina (Córdoba).

Finalmente, los encargados de la Parroquia indicaron que ha asistido gente de distintas partes de Venezuela a apreciar la reliquia exhibida y esperan impulsar el Turismo Religioso en Barquisimeto desde esta capilla, luego de la Pandemia por el COVID-19.

Daniel Oviedo / Noticias Barquisimeto

Salir de la versión móvil