Inicio Salud Como calmar los calambres nocturnos

Como calmar los calambres nocturnos

¿Sufres de calambres nocturnos? Si te es frecuente despertarte con calambres en las piernas, debes tener presente que existen muchas razones para que esto ocurra, la más común, insuficiencia venosa de las piernas.

Independientemente de la intensidad y duración de los calambres, es fundamental tomar medidas que te permitan mejorar esta condición y puedas tener un sueño realmente reparador.

Calambres nocturnos

Son contracciones involuntarias y dolorosas o espasmos de los músculos de las piernas, que por lo general ocurren cuando la persona está acostada, interrumpe el sueño y genera mucha incomodidad.

Si se presentan con mucha frecuencia se sugiere acudir con un especialista de la medicina para que te evalúe y pueda indicar las medidas a tomar y mejorar la salud de tus piernas.

Causas

Los calambres nocturnos que pueden dar en la pantorrilla o el pie, puede ser causado por muchas condiciones o actividades que incluyen: ejercicio vigoroso, lesiones, o el uso excesivo de los músculos; niveles bajos de potasio, calcio, magnesio y otros minerales; enfermedad arterial periférica; enfermedad renal; la enfermedad de la glándula tiroides; esclerosis múltiple; uso de medicamentos tales como: diuréticos, anticonceptivos, esteroides, entre otros; estar sentado o de pie por mucho tiempo; colocar las piernas en posiciones extrañas mientras duerme; el embarazo.

Esta condición es más común en las personas mayores de 40 años, pues a esta edad tienen más probabilidades de tener alguna condición subyacente o toman algún medicamento que pueda causarles calambres musculares nocturnos.

En muchos casos, también han experimentado un declive en su fortaleza y su flexibilidad muscular.

¿Cómo tratarlos?

En los casos en los que se presenta el calambre en la pantorrilla, ponerse de pie y recargar el peso del cuerpo sobre la pierna en la cual tiene el calambre, doblando un poco la rodilla.

Si el dolor es muy alto y no lo deja ponerse de pie, estirar la pierna colocándola recta y flexionar el pie hacia arriba en dirección de la cabeza, puede mejorar la situación.

Igualmente puede aliviar el dolor del calambre aplicando calor o frío: Colocar hielo o una compresa fría directamente sobre la zona del calambre, o una toalla caliente o una almohadilla térmica, ayuda a relajar el músculo.

También puede tomar un baño o ducha caliente para disminuir el dolor y la sensibilidad muscular.

Leer También: Merck anuncia el primer fármaco contra el covid19

Prevenir los calambres nocturnos

Aunque los calambres nocturnos suelen presentarse sorpresivamente, éstos se pueden prevenir con estas medidas:

Realizar ejercicio mínimo 30 minutos diariamente.

Mantener buena hidratación. Es recomendable beber agua en cantidades suficientes, preferible más de 2 litros al día.

Ingerir alimentos ricos en potasio, magnesio y calcio.

Realizar estiramientos después de la actividad física y antes de acostarse.

Usar calzado cómodo y adecuado.

Evitar las bebidas alcohólicas y la cafeína, ya que provocan deshidratación.

Masajear las piernas para activar la circulación sanguínea