Inicio Destacadas Cisterneros desangran los bolsillos de los larenses con sus altas tarifas

Cisterneros desangran los bolsillos de los larenses con sus altas tarifas

Un ojo de la cara están cobrando los cisterneros a los habitantes de los municipios foráneos para distribuirles el agua potable que no llega con regularidad en sus hogares.

20 dólares es la cantidad que deben cancelar por el llenado de un tanque de al menos mil litros mientras que el cobro por una pipa de agua cuesta alrededor de los 4 millones de bolívares.

Y es que este 2021 inicio con más deficiencia en materia del servicio de agua potable por tubería en los municipios Andrés Eloy Blanco, Urdaneta, Morán y Jiménez donde la única alternativa para disfrutar del preciado liquido en las casas es tener que cancelar altas cantidades de dinero por él.

Leer también: ¡Se cansaron de cargar tobos!: sanareños protestan frente a la alcaldía por falta de agua

Esther Rodríguez habitante  del municipio Morán cuenta como desde hace cinco meses se agudizaron las fallas en el servicio del agua en su localidad, expresando que han pasado semanas sin tener ni una gota de agua con que poder hacer los oficios del hogar o cumplir con su higiene personal.

“Desde el año pasado hemos tenido problemas con el servicio de agua pero en este año solo dos veces hemos tenido el servicio en las casas que además llegó con poca presión y no nos permitió llenar ni la mitad de un tanque, estamos sobreviviendo con cisternas pero ya se hace difícil pagarlos porque cobran en dólares y este sube todos los días”, añadió Rodríguez habitante de El Tocuyo.

Pero el municipio Jiménez no escapa de esta realidad, los productores de la zona han tenido que recurrir a la compra de agua mediante cisternas para no dejar morir sus siembras, pues el servicio de agua se ha vuelto prácticamente nulo.

Habitantes de municipios foráneos denuncian altas tarifas de cisterneros

“Si no pagamos la cantidad que piden los cisterneros en dólares se nos muere la cosecha porque no hay manera de regarlas, pero casi semanal aumentan el precio del agua, y cuando se trata del llenado de los tanques en los campos lo mínimo que venden son 20 dólares por mil o mil 500 litros dependiendo del cisternero”, acotó Esteban Arroyo productor de la zona.

Mientras que en el municipio Andrés Eloy Blanco siguen en la lucha por un servicio de agua frecuente, y es que ya los habitantes de esta localidad expresan estar cansado de tener que cancelar tan altas tarifas por un servicio que “debería garantizar el gobierno local y regional”.

“No estamos en la capacidad de seguir pagando camiones cisternas porque las tarifas ya están estipuladas en dólares y esta moneda cada vez va en ascenso y eso nos afecta como ciudadanos porque no sabemos si disponer del poco dinero que tenemos para alimentos o para pagar el agua que necesitamos en casa”, expresó Liliana Agüero.

 Mientras que los pobladores de Siquisique en el municipio Urdaneta les ha tocado salir a buscar agua en tomas clandestinas, ya que por las griferías en sus casas no volvió a salir ni una gota del vital liquido, donde pagar cisternas dejó e ser una solución para volverse un dolor de cabeza.

“de donde se va a sacar 20 dólares cada cinco días para pagar un cisterna, acá lo que hacemos es que cuando sueltan el agua en algunos sectores donde hay tomas clandestinas todos nos vamos para allá y hacemos colas para llenar nuestros potes pero no tenemos con que comprar agua”, aseveró Gonzalo Coronel habitante del municipio Urdaneta.