Inicio Recientes Capturan a ladrones de pastelerías en Barquisimeto por extorsión

Capturan a ladrones de pastelerías en Barquisimeto por extorsión

Se dedicaban normalmente a robar negocios comerciales en el norte de Barquisimeto, pero se atrevieron a incursionar en la extorsión; aparentemente ayudados por un familiar o allegado de la víctima. No obstante, el crimen no salió como tenían planeado y terminaron en manos del Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (Conas) de la Guardia Nacional Bolivariana en Lara.

Las autoridades y vecinos los identificaron como integrantes de la banda Los Pasteleros, puesto que fueron señalados atracadores en distintas pastelerías, por más de una persona.

Su blanco, en esta ocasión, fue una comerciante de 25 años de edad, a quien llamaban para exigirle 3 millones de bolívares bajo amenaza de muerte contra ella y seres queridos. Para hacer creíble la advertencia, le daban datos personales de la familia.

La joven tuvo el coraje de denunciar lo ocurrido en la sede del Conas, situada en el este de Barquisimeto. Fue así que intervino el órgano militar, para pautar un sitio de entrega con colaboración de la víctima: avenida principal de El Cují, a la altura del sector Valle Lindo.

La tarde de este jueves, los militares se instalaron de manera camuflada en el punto de entrega y, sin perder de vista a la comerciante, esperaron que se consumara el traspaso del paquete para accionar.

Estaban tres hombres. Dos salieron corriendo y uno tomó la carnada; aunque todos terminaron siendo capturados. Se presume que un cuarto hombre los esperaba en un vehículo para trasladarlos.

José Gregorio Ramón Pérez López, de 28 años de edad, residente de La Carucieña, municipio Iribarren; Carlos Enrique Salas Verde, de 39 años de edad, con domicilio en La Morita, municipio Palavecino; y Halmar Antonio Santiso Porta, de 38 años y habitante del centro de Barquisimeto; son los detenidos durante el procedimiento militar.

A estos sujetos se les incautó un teléfono celular, específicamente el utilizado en las llamadas extorsivas. Según el parte militar, falta terminar de hacer el vaciado telefónico para determinar qué allegado o familiar está detrás de la operación delictiva.

Nota y Foto de: El Impulso