Inicio Destacadas A 492 años de su fundación Maracaibo sigue siendo una ciudad de...

A 492 años de su fundación Maracaibo sigue siendo una ciudad de contrastes

Hoy 8 de septiembre la capital zuliana arriba a un año más de su fundación, llena de contrastes y lugares emblemáticos que marcan la identidad de nuestra ciudad.

El alemán Ambrosio Alfinger, fue quien la fundó en el año 1529 identificándola con el nombre de Maracaibo o Villa de Maracaibo. En 1573 el gobernador Diego de Mazariegos, decidió restablecer la población y le confió al capitán Pedro Maldonado esta tarea por lo que en 1574, se fundó la Nueva Zamora de Maracaibo en honor al gobernador Mazariegos, quien era nativo de la ciudad de Zamora en España.

Maracaibo es una ciudad que mezcla el modernismo y la tradición. Además, tiene uno de los lagos más grandes del mundo: El lago de Maracaibo, con unos 13.000 kilómetros cuadrados. Es la vía lacustre más importante que tiene Venezuela y constituye una arteria vial para las comunidades y comercios.

Su historia se erige en el casco central de la ciudad. Allí es donde convergen los escenarios de los hechos más importantes que marcaron la pauta del acontecer de Maracaibo.

El puerto, el comercio, los poderes públicos, lo religioso, lo político, lo histórico y lo cultural se mezclan para dar paso a lo que hoy es Maracaibo y su gente.

Una de sus huellas es la llegada de embarcaciones marítimas en el siglo XIX, le dio el privilegiado calificativo de “Ciudad Puerto” a la capital zuliana, dicha condición favoreció el intercambio de objetos y literaturas griegas, francesas, españolas, italianas y alemanas que dejaron sus huellas en la ciudad puerto de ayer, que eran virtualmente devorados por quienes tenían acceso a la lectura, como por ejemplo los nombres de las personas que nacieron en esa época tal como Anaxágoras, Adúbal, Atenógenes, Abrego, Aquiles, Atiliano, Amílcar, Arcadio, Alirio, Caracciolo, entre otros.

En relación con la arquitectura también se han manifestado esas culturas europeas. Algunas se conservan como el edificio Tito Abbo, Hotel Victoria, mercado principal hoy convertido en el CAM-LB, hotel Bahía, torres gemelas donde funcionaron Ipostel y el destacamento No, 35 de la Guardia Nacional y los establecimientos de la avenida Libertador frente a El Malecón.

Pero, a pesar de esa transculturización producto de los canales de comunicación de la época, Maracaibo tiene elementos sociológicos, antropológicos, y arquitectónicos que determinan que es una ciudad con identidad propia.

La ciudad de Maracaibo específicamente en el casco central cuenta con valiosos elementos turísticos a exhibir, donde se destacan de manera particular lo histórico y cultural tales como: Teatro Baralt, el Palacio de Los Cóndores, el Centro de Arte de Maracaibo Lía Bermúdez, la Casa de la Capitulación, la Catedral, el Museo Rafael Urdaneta, el Convento, entre otros.

La Basílica de la Chiquinquirá valor cultural, religioso y guía espiritual no solo de los chiquinquireños sino del pueblo zuliano, es uno de los sitios emblemáticos de la capital zuliana.

Donde se encuentran los poderes municipal, legislativo y ejecutivo existen edificaciones que datan de más de un siglo: La Casa Morales o de la Capitulación, la Casa De Los Chirimoyos, el palacio de los Cóndores. En esa zona se sentó el tranvía, las empresas comerciales, el primer correo, las primeras oficinas de teléfonos de Venezuela.

Paralelo a estos lugares la capital zuliana cuenta con centros comerciales modernos, edificios habitacionales que van a la vanguardia en la arquitectura moderna y una expansión poblacional que supera el millón y medio de habitantes. A pesar de estos avances aún falta mucho por transitar, se debe cambiar el sistema de transporte público, ya que la figura del carrito por puesto solo existe en esta ciudad, al igual que los buses y microbuses lo cuales no tienen una normativa que respete a sus usuarios quienes tienen que soportar música a todo volumen lo que se traduce en contaminación sónica, hoy por la escasez de la gasolina existen vehiculos que se mueven a traccion a sangre.

Son muchos los problemas que acarrean a la ciudad de los cepillaos, los calores cálidos de las pinturas de las casas, de las gárgolas, del pregonero, de ese “vos” o voceo al momento de hablar con un maracaibero, de lo arbolario y ocurrente de su gente, pero vamos a ver lo que dicen algunos de sus habitantes.

¿Qué opina su gente? ´

Moraima Villalobos, ama de casa expresa que añora la Maracaibo llena de arboles, limpia, con plazas donde pueda estar con sus nietos y que le brinden la seguridad a sus visitantes.

Alexis Uscategui habitante de la calle Padilla con tristeza manifiesta que no puede creer que la ciudad esté tan sucia y fea, pide a las autoridades competentes que den como regalo de cumpleaños una buena limpieza y alumbrado público a las calles y avenidas para poder disfrutar de una bella ciudad.

Ligia Mendoza reside en la parroquia Raúl Leoni, como regalo de cumpleaños esperemos que el gobernador y el alcalde brinden mayor seguridad, asfaltado y limpieza a Maracaibo, ya que es considerada la ciudad más fea de Venezuela.

Maria Valbuena, vive en la zona norte de la ciudad pide como regalo para Maracaibo arborización, asfaltado, alumbrado público porque las calles de noches están oscuras, seguridad policial, debido a que los atracos son el pan nuestro de cada día.

Tomando en cuenta el emporio de lugares con que cuenta Maracaibo, y lo que sus habitantes piden a los gobernantes es necesario que todos rescatemos y mantengamos viva la memoria de la ciudad y del Zulia, ya que es un compromiso de todos nosotros por nuestra tierra del sol amada. Feliz cumpleaños Maracaibo.

Carmen Zabala